lunes, 17 de noviembre de 2014

Películas de terror que deberías ver (IV)

Para poner el broche de oro a esta mini-sección, para el que durante más de un mes he estado viendo películas de terror casi todas las noches, os recomiendo tres títulos no muy conocidos, pero que por un motivo u otro me gustaron mucho y me parecen filmes notables que seguramente disfrutaréis si os gusta el género. En contraste con el último capítulo, que centré en joyas del terror japonés, todas las que veréis aquí son producciones europeas, una británica aunque desarrollada en Estados Unidos, otro del cine giallo italiano, y por último otra maravilla de la nueva ola de terror francés. Algunos son mejores que otras pero ninguna tiene desperdicio.

Alta tensión
Junto a dos películas que no me canso de recomendar, "Martyrs" y "A l'interieur", "Haute tension" podría conformar una extraordinaria trilogia de esa nueva ola de terror francés que puede competir en cuanto a calidad (y diría que supera a muchísimas) a las producciones más conocidas del gigante estadounidense. Como las otras dos, "Haute tension" se caracteriza por su sencillez en muchos aspectos, su brutalidad extrema, tanta que un par de escenas fueron censuradas en más de un país, y por ser cintas de terror puramente humanas, es decir, que no tienen nada sobrenatural en su argumento. Además, sus protagonistas también son mujeres.

Aunque tiene un buen número de detractores, "Haute tension" se ha convertido en una de mis películas de terror favoritas. Su título indica muy bien lo que os váis a encontrar, muchísima tensión condensada en escenas que os obligarán a contener la respiración, sin apenas diálogo durante gran parte de su metraje. Tiene gore, una actriz protagonista (Cecile de France, que ha participado en alguna que otra producción internacional) sensacional, y un argumento que sin tener nada especial a mi me convenció y enamoró con un giro final que a muchos puede no convenceros pero que tiene bastante más sentido sin volvéis a verla (sí, la vi dos veces).

The Descent
¿Buscáis una película de terror entretenida, claustrofóbica, con algún susto fácil, un poco de gore y un argumento que no os haga pensar? En ese caso, "The Descent" es una buena opción. La historia tiene poco misterio, seis amigas, una de las cuales (la protagonista) sufrió recientemente un traume muy duro, se reunen para hacer espeleología en unas cuevas aisladas e inexploradas en las que, como no, encuentran una desagradable sorpresa.

Es el típico filme de género en que sus personajes van muriendo uno a uno, de cientos de maneras distintas, y que tiene una cantidad de escenas de huida y persecución bastante grande. Pero eso sí, la sensación de incertidumbre está bien lograda y el escenario no podría ser más adecuado. Además, pasado cierto punto de la trama su protagonista se convierte en una especie de Tomb Raider.

Suspiria

Una propuesta mucho más diferente sería "Suspiria", dirigida por el italiano Darío Argento. Como pasaba con "La semilla del diablo", está a medio camino entre el thriller y el filme de terror, con algo de cine de autor. Y es que si por algo destaca "Suspiria" es por su cierto esperpentismo, patente sobre todo en una banda sonora enfermiza, y un diseño artística notable, especialmente por un protagonismo del color muy interesante.

La historia es mucho menos impresionante, y aunque tampoco pueda decir que sea aburrida sí que no tiene especial originalidad, y debe gran parte de su 'encanto' a la ambientación, a los aspectos técnicos y a un buen manejo de la tensión narrativa. La protagonista también deja bastante que desear. A pesar de todo, no deja de ser una película que llamará mucho la atención a más de uno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario