jueves, 6 de noviembre de 2014

Películas de terror que deberías ver (III)

A pesar de que Estados Unidos ha sido y sigue siendo el indiscutible número uno en cuanto al cine de terror, tanto por la importancia de algunas de sus películas como por otros motivos comerciales, desde finales de los años 90 ha comenzado a surgir una oleada de películas de este género procedentes de Japón, que junto a algunos títulos franceses de gran calidad han desviado un poco la atención del gigante norteamericano.

Desgraciadamente o no, depende de quién lo vea, gran parte de estos filmes han sido objeto de una serie de remakes sistemáticos adaptados a Estados Unidos, y gracias a los que algunas de las criaturas de estas películas (que muy a menudo suelen tener historias sobrenaturales) se han hecho enormemente populares, como el niño de "La maldición" o la famosísima escena del pozo y la televisión de "The ring".

Dark Water
No es tan conocida como las dos que mencioné antes (lo que no ha evitado que tenga un remake protagonizado por Jennifer Connelly), pero a mí me gustó bastante más. Su atmósfera es muy agobiante durante gran parte del filme y como toda buena película de espíritus "vengativos" tiene su ración de sustos, no del todo efectivos pero como no abusa de ellos se le perdona. Lo mejor es sin duda la originalidad de su planteamiento, ya que emplea algo tan simple como goteras o un cuarto inundado de agua para crear una sensación muy inquietante. Está dirigida por Hideo Nakata, el creador de "The Ring"...

The Ring
...A quién ahora le llega el turno. Muchos seguramente la conoceréis más por el remake de Gore Verbinski, que no he visto pero se dice que no está nada mal para ser lo que es. Fue la película que puso el terror japonés en el mapa, y además de darnos una escena mítica (no hace falta que diga cual) no debe menospreciarse su efectividad a la hora de desarrollar un filme que puede llegar a dar bastante miedo en muchos momentos, por muchos que sus sustos sean bastante previsibles. La historia engancha por sí sola, algo que no se puede decir de muchos títulos del género.

Audition
No se puede hablar del cine japonés moderno sin mencionar el nombre de su director más polémico con diferencia, Takashi Miike. Sinónimo de gore descontrolado y muchas veces repulsivo hasta niveles altísimos, varios de sus filmes han cruzado la línea del mal gusto como la terrible (por lo mala que es y por algunas de sus escenas) "Ichi the Killer" y la controvertida "Visitor Q", aunque en otras ocasiones sea capaz de hacer filmes excelentes como "13 asesinos". "Audition" fue la película que le dio a conocer, y obviando su final, de una brutalidad atroz, ofrece una hora y media de buen cine de tensión, que juega con un espectador que sabe lo que va a ocurrir mientras ve cómo su protagonista va entrando de forma irremisible en la boca del lobo. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario