domingo, 30 de noviembre de 2014

Los tres samuráis de Kurosawa

A lo largo de este año en el que he visto un gran número de películas y descubierto en gran medida el cine oriental, hay un nombre que ya he repetido varias veces en unos cuantos artículos de este blog, y cuyos filmes me han gustado cada uno más que el anterior, hasta el punto de que se encuentra sin ninguna duda entre mis 3-5 directores favoritos: Akira Kurosawa, el mayor genio que ha dado el cine de Japón, un país en el que no escasean los grandes artistas del mundo cinematográfico. A través de una larga carrera que se prolongó durante más de 50 años dejó para la posteridad una lista importante de obras maestras y otras películas "menores" de también una gran calidad.

Para empezar una pequeña sección, hoy he querido hablar de tres actores que, si ves varias de sus películas, pronto te darás cuenta de que aparecen una y otra vez en ellas, y es que entre ellos tres protagonizaron la mayor parte de sus obras.

Toshiro Mifune
El gran samurái de Kurosawa. Protagonizó, en solitario o en compañía de Shimura o Nakadai, nada más y nada menos que 16 filmes entre los años 1948 y 1965, es decir, todas las películas que el Emperador realizó en este periodo con excepción de "Ikiru". Tan importante fue en su carrera que sería difícil imaginar obras maestras como "Los siete samuráis", "Yojimbo", "Rashomon" o "Trono de sangre" sin él. 

Aunque sea más conocido por protagonizar películas del género estrella de Kurosawa, los de samuráis, también participó en excelentes dramas o thriller como "El infierno del odio", "El ángel borracho" o "Barbarroja". 

Takashi Shimura
El más veterano y en mi opinión el más versátil de los tres, ya que era capaz de realizar interpretaciones igual de convincentes en personajes tan distintos como el entrañable funcionario de "Ikiru", el médico de "El ángel borracho" o el samurái de "Los siete samuráis". No protagonizó en tantas películas de Kurosawa como Toshiro Mifune, aunque también tuvo papeles menores en varias más. 

Tatsuya Nakadai
Es el más joven de estos tres actores, y el único que sigue vivo actualmente. En parte por esta razón no aparecería en las películas de Kurosawa hasta los años 60, década en que el director comenzó a reducir su ritmo de producción, que hasta entonces había sido prácticamente de una película por año. Aún así, fue el principal villano de "Yojimbo" y "Sanjuro", el detective de "El infierno del odio" y protagonizó las dos últimas grandes obras de Kurosawa, ya en los años 80: "Kagemusha" y "Ran". Además, también protagonizó varias películas de otro gran director japonés de la época, Masaki Kobayashi.




No hay comentarios:

Publicar un comentario