jueves, 27 de noviembre de 2014

Jean-Pierre Jeunet en tres películas

Ya he hablado otras veces de la calidad que tiene la nueva ola de cine de terror francés, pero estos últimos años de lo que más se suele hacer referencia cuando se habla de la industria cinematográfica del país galo, junto algún que otro drama excepcional como "La vida de Adéle", son las comedias. Muchos recordaréis el enorme éxito que tuvo en España "Intocable", una película divertidísima, con grandes protagonistas y un notable argumento que trataba magníficamente un tema de la talla de la discapacidad.

A pesar de ello, la gran referencia de la comedia francesa sigue siendo una película que se estrenó hace ya más de diez años, "Amélie", obra de un director con un estilo narrativo y visual original como pocos, y que también tiene un par de títulos muy recomendables.
El primer largometraje de este director, Jean-Pierre Jeunet, fue "Delicatessen", allá por el año 1991. En ella, haciendo gala de su particular fotografía y de una habilidad para desarrollar historias que sobrepasan, a veces con creces, la línea de lo absurdo, Jeunet nos relataba la historia de los habitantes de un edifico semiderruído recién terminada la II Guerra Mundial, donde dada la escasez de comida, un carnicero se dedica a engañar a personas para matarlas y vender su carne a los vecinos. Todo ello mientras cada uno de los que viven allí tienen sus propias historias y peculiaridades.

"Amélie", aunque en mi opinión esté algo sobrevalorada, no deja de ser una de las mejores comedias de la última década. ¿Por qué? Simplemente, es única como pocas, aprovechaba el agudo sentido del humor que se veía en "Delicatessen" y lo trasladaba a una trama más amable que permite al espectador no solo reírse con ella, sino hasta cierto punto implicarse mucho más en la historia. Además, Amélie Poulain no es por nada un personaje tan conocido.
La última de esta lista es la más reciente y también menos conocida que las anteriores, pero a mi me gusta incluso más que "Amélie". Se trata de "Micmacs", protagonizada por Dany Boon, que daba un giro de tuerca más al estilo de Jeunet, regresando al absurdo más 'profundo' de "Delicatessen" e incluso introduciendo un tema de crítica social. De nuevo, apostaba por una larga lista de personajes entrañables, cada uno con una o dos características muy especiales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario