lunes, 3 de noviembre de 2014

Ciencia ficción sin efectos especiales

Cuando escuchamos la palabra ciencia ficción, el 99% de las personas con casi absoluta probabilidad lo primero que se le vendrá a la cabeza serán viajes espaciales, robots, ciudades futuristas con vehículos voladores, viajes en el tiempo,... Son imágenes que décadas de películas y novelas de esta temática han perpetuado, y que ahora son prácticamente indivisibles. Creo que ninguno nos podemos imaginar lo que habría sido de la ciencia ficción sin los "Star Wars", "Alien", "Star Trek", "Matrix" y compañía, y si hacemos un repaso es gracias a títulos como estos por lo que este género se ha convertido en uno de los más importantes de la actualidad, y no solo en el cine.

Ahora bien, desde hace unos años hemos llegado a un punto en que el cine, y hablo sobre todo de las grandes producciones de Hollywood, los "blockbusters" de los más poderosos estudios, se ha volcado cada vez más acentuadamente a cargar muchas películas, y no solo de ciencia ficción, con toneladas de efectos generados por ordenador que en muchas ocasiones, demasiadas, no solo no ayudan, sino que provocan que se desvíe la atención de la historia u otros aspectos igual o más importantes. Por ello, si estás cansado de ver explosiones sin sentido o películas de Michael Bay, (y si no también, nunca está de más), te recomiendo que veas un par de filmes mucho menos conocidos que otros de gran presupuesto, pero con los que te llevarás una gran sorpresa.
Empecemos por la menos espectacular y la que menos me gustó de las dos (y que conste que aún así me lo pasé genial viéndola), "The Man from Earth", película de culto independiente con un argumento muy original, y una forma simplista pero efectiva a su manera de contarla. en la escasa hora y media que dura, el filme se basa en la historia de un hombre que lleva 10.000 años viviendo en este planeta, y cómo se lo revela a sus amigos antes de desaparecer de sus vidas. Simple y llanamente, esto es todo.

Muchos pensaréis, "¿Ya está? ¿Esto es todo?". Pues sí, no hay más misterio, pero el encanto de "The Man from Earth" se basa precisamente en eso, en cómo únicamente mediante la narración de una persona, sin flasbacks ni fogonazos retrospectivos, consigue meterte muy fácilmente en situación e interesarte profundamente en lo que su protagonista nos está diciendo. Tiene sus puntos débiles (su reparto, que a muchos os parecerá monótona) pero es algo que pocas veces se ve en el cine.
La segunda película de la que os quería hablar es la que está siendo una de las grandes sensaciones del año, "Coherence". Se trata de un filme bastante más complejo que el anterior, que llega a tratar y hablar de algunos conceptos metafísicos o algo así (se me dan fatal estas cosas) como el Gato de Schrodinger, pero básicamente os puedo decir que se basa en las realidades paralelas. Toda la acción es prácticamente contínua y se desarrolla en una única noche, en un escenario casi único.

"Coherence" al principio nos presenta una cena de viejos amigos como cualquier otra en la que comienzan a pasar sucesos extraños que parecen tener relación con un cometa. Poco a poco la historia se enreda y simultáneamente despeja las incógnitas creadas anteriormente, con un estilo además muy fresco y ágil. En mi opinión, podría ser junto a "Looper" la mejor película de ciencia ficción desde "Origen", y si queréis un título de este género original y diferente, no puedo dejar de recomendarla. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario