jueves, 23 de octubre de 2014

Películas de terror que deberías ver (I)

Esta entrada es la primera de una pequeña sección que en un principio tendrá cuatro o cinco capítulos, y en la que a lo largo de las próximas semanas os recomendaré algunas películas de terror que me gustan especialmente o que por cualquier otro motivo los aficionados de este género probablemente disfrutéis. Si os interesa, os recomiendo que paséis por otra entrada que escribí hace unos meses y en la que hablé de dos muy buenos filmes franceses bastante recientes, "Martyrs", película muy opresiva con un argumento original y "A l'interieur", más gore y desquiciante.

Para comenzar, hoy os traigo tres de mis títulos favoritos del género, junto a "28 días después" y su secuela, y algún otro como "Déjame entrar" y "El cabo del miedo" que se mueven más por el terreno del thriller y la intriga. Hay de todo, de modo que si sois de esas personas que no aguanta este género puede que os llevéis una agradable sorpresa si os atrevéis con alguna de estas recomendaciones.

1. El resplandor
Sin tener que pensármelo ni un segundo, esta es mi película de terror favorita, y curiosamente la de Kubrick que más me gusta. Aunque Scorsese se acercó muy ligeramente en algunos momentos puntuales de "El cabo del miedo", no he visto ningún filme tan endiabladamente tenso como este, e incluso cuando lo vuelves a ver y sabes qué va a ocurrir es difícil que su ambiente tan aplastante no te incomode. Buena parte de la culpa la tienen la interpretación del siempre histriónico Jack Nicholson, y a un trabajo de dirección en lo que todo parece encaminado a destrozar los nervios del espectador (y según se dice de sus actores).

Aunque ha dejado una importante lista de escenas legendarias que hemos visto una y otra vez, y que la más conocida sin duda es el archifamoso momento de Jack Torrance asomando su cabeza por la puerta y gritando "Here's Johnny", es complicado quedarse con uno solo de un filme como este. Si no lo has visto aún, te estás perdiendo una obra maestra.

Saw
Vale, sé que puede sonar a cliché, pero no puedo evitarlo. Tengo especial predilección por el gore crudo y los argumentos retorcidos, y "Saw" tiene muchísimo de ambos. Por si os lo preguntáis, hablo de las tres primeras películas de la saga, las 'únicas' que he visto dado que según me han advertido muchos a partir de ahí se produce un bajón monumental de calidad y originalidad (ya algo visible en la tercera). Tiene menos gore (sobre todo la primera) de lo que uno puede imaginar por su fama, pero lo mejor es sin duda sus finales, perfectamente hilados y que invariablemente te dejan con la boca abierta.

La cosa
Otro clásico algo menos conocido que otros gigantes del género, pero igualmente recomendable. Sin esperar gran cosa de ella y con una historia bastante sencilla (empezando por su título) que va al grano desde el principio, me enganchó muchísimo cuando la vi. Tiene la dosis de tensión justa para mantener la intriga hasta su final, y además su ambientación, en una pequeña base de la Antártida, ayuda mucho, lo mismo que un argumento que te obliga a sospechar de todos sus personajes. Dirigida por una leyenda del cine de terror como John Carpenter.



No hay comentarios:

Publicar un comentario