martes, 7 de octubre de 2014

Ciclo de cine bélico: conclusiones

Varios meses después de empezarlo, ayer puse el punto y final a mi segundo ciclo de cine, que en este caso ha estado dedicado a las películas bélicas (si recordáis, el primero fue sobre cine japonés). No recuerdo si lo comenté cuando lo comencé, pero de todos modos lo repetiré o diré por primera vez ahora, pero la razón que me llevó a decidir esta temática fue cubrir uno de los muchos agujeros negros que tenía, y sigo teniendo, con respecto a mis conocimientos cinéfilos, ya que el cine bélico era un género que no conocía demasiado bien, y tenía ganas de terminar en parte con este vacío.

Este ciclo me ha servido para conocer unos cuantos clásicos no solo del género sino de toda la historia del cine, además de otros filmes no tan conocidos pero igualmente recomendables. Algunos me han gustado más y otro menos, como debe ser, he sufrido decepciones y gratas sorpresas, pero en general puedo decir que estoy muy satisfecho con la selección que escogí al principio. Así que sin más complicaciones aquí os pongo, ordenado según las que más me han gustado, un breve resumen de mis impresiones de cada una de las películas:

-Ciudad de vida y muerte: enorme descubrimiento. No las tenía todas conmigo antes de verla, pero terminó revelándose como una grandísima película llena de dramatismo justificado. Magnífica fotografía e historia muy impactante.
-Apocalypse Now: clasicazo que justifica plenamente su fama. Tensión monstruosa y constante de principio a fin que te mantiene en vilo hasta unas escenas finales fantásticas. Seguramente la mejor película bélica que se haya hecho jamás.
-Black Hawk derribado: Ridley Scott en estado puro, ofreciéndonos un espectáculo de acción excelentemente narrado, sin alardes, creíble dentro de lo que cabe y honesto consigo mismo. Filme injustamente infravalorado.
-Platoon: otro clásico a la altura de las expectativas. Una visión cruda e incluso cruel completamente alejada del patriotismo exacerbado que vemos en otras películas similares. Tiene un buen puñado de escenas para enmarcar.
-En tierra de nadie: otro filme poco convencional que aborda un tema muy serio desde una perspectiva valiente, la de una comedia. Compensa su escasez de risas con un ritmo e historia entretenidísima. Otra joya a tener en cuenta.
-Lazos de guerra: no es de esas películas que te den muchas vueltas a la cabeza, pero merece mucho la pena. Dramatismo y escenas de guerra bien equilibradas. El final es simplemente monstruoso, en el buen sentido.
-En tierra hostil: estaba algo receloso pero ha terminado siendo mejor de lo que esperaba. Pese a todo, no tiene nada especial, y se hace un pelín larga.
-La chaqueta metálica: con Kubrick tengo una relación de amor-odio, y en esta ocasión no me convenció. Es buena, pero no me entra. Aún así, cumple con su objetivo.
-Stalingrado: demasiado lenta, aunque la primera parte me gustó bastante. Algo errática y falta de personajes con los que empatizar. El final me dejó muy frío.
-La delgada línea roja: es Terrence Malick, así que... Como siempre, primera hora (hora y media como mucho) interesante e incluso disfrutable, pero a partir de esa línea es imposible seguir.

Y esto ha sido todo. El próximo ciclo de cine, que comenzará la próxima semana, estará dedicada al director Woody Allen, del que he visto muy pocas películas (he estado reservando muchas desde hace meses para este ciclo), pero algunas me han gustado mucho. La selección es esta:
-Annie Hall (1977).
-Manhattan (1979).
-La rosa púrpura de El Cairo (1985).
-Hannah y sus hermanas (1986).
-Misterioso asesinato en Manhattan (1993).
-Balas sobre Broadway (1994).
-Poderosa Afrodita (1995).
-Desmontando a Harry (1997).
-La maldición del escorpión de jade (2001).
-Match Point (2005).

No hay comentarios:

Publicar un comentario