viernes, 12 de septiembre de 2014

Novedades del blog y otras cosas

Aquí estoy de nuevo, después de un par de semanas muy duras en que los exámenes me han obligado a tomarme un breve descanso y abandonar el blog temporalmente. Para ser completamente sincero, esa no era la única razón. Veréis, ahora que se cumplen dos años desde que comencé el blog (aunque no me puse en serio hasta diciembre del año pasado), y a pesar de que en los últimos meses he introducido varios cambios, nuevas secciones, alguna que otra renovación visual e incluso un traslado de web, creo que va siendo hora de hacer algo que aunque no me he planteado en serio hasta hace relativamente poco tiempo, sí que me venía rondando la cabeza desde antes.

Para contarlo de la manera más simple posible, en esta entrada voy a limitarme a contar los cambios concretos que va a sufrir el blog, de modo que sin más dilación vamos al grano. Si me da por contaros mi vida ya lo haré en otro momento.

En primer lugar, lo más básico y quizá también lo menos visible, será el tono general de las entradas. Hasta ahora, y sobre todo en algunas críticas, siempre he tratado de utilizar un lenguaje más serio y en cierto modo técnico que el que empleaba en otras entradas, como las listas o las opinativas. El problemas es que, además de no sentirme del todo cómodo escribiendo de esa manera, creo que corría el riesgo, y seguramente me haya pasado, de repetirme demasiado, tanto por la forma de escribir como por el lenguaje y las expresiones empleadas. A partir de ahora voy a seguir un estilo puramente opinativo en todas o casi todas las entradas, más libre y ligero. Será más fácil para mi al escribir y puede que también os resulte más entretenido a los lectores.

Con respecto al ritmo de publicación también habrán cambios importantes. Hasta ahora, durante todo el año he seguido una regularidad constante y demasiado rígida: además de las 'Película de la semana' de los lunes, siempre publicaba, o bien una única entrada a la semana (los jueves) o dos (miércoles y viernes), de modo que se alternaran. Desde ahora estas limitaciones desaparecerán, con la única "obligación", que evidentemente no la es porque yo mismo soy quien lo ha decidido, de que habrá un mínimo de dos entradas por semana, sin especificar los días. Si quiera escribir una el martes y el viernes, pues muy bien. Si me da por publicar cuatro en una sola semana, también. En resumen, todo dependerá de las ganas y la inspiración que tenga.

Esta circunstancia afectará también a otro aspecto del blog, y es que con respecto a las listas y otros artículos similares siempre he intentado publicarlas cuando terminaba de ver todas las películas que tenía planeado ver dentro de la temática que quería tratar, con lo cual a veces he tenido algunas dificultades para cubrir el cupo en el tiempo necesario, e incluso alguna vez tuve que sacrificar una o dos películas menos 'importantes'. En adelante si por ejemplo quiero hacer una lista de películas de Spielberg la publicaré en partes conforme voy viendo las que tenía previstas, sin tener que esperar para terminarlas todas.

Por último, con respecto a las secciones también he planeado cambios importantes. La 'Películas de la semana' y las 'Confesiones de un cinéfilo' desaparecerán, y en su lugar publicaré críticas de aquellas películas que me apetezca, sin tener que decidir antes de cuál la voy a hacer. En cuanto a temas más opinativos, seguramente haga pequeños artículos comentando noticias o cualquier historia que se me ocurra sin englobarla en ninguna sección. Los ciclos de cine y las '5 recomendaciones' se mantendrán en un principio. Tampoco descarto empezar alguna sección nueva (por ejemplo, de cine oriental, que por supuesto van a seguir teniendo mucho espacio en el blog).

Y esto es todo. A partir del lunes próximo se reabre la veda y podeís esperar nuevas entradas en cualquier momento. Espero que sigáis leyéndome tanto como antes y que disfrutéis del blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario