sábado, 27 de septiembre de 2014

Experimentos alemanes

Recientemente, en una de esas noches en que no había pensado de antemano ninguna película concreta para ver, como de costumbre me zambullí en las profundidades de internet en busca de algún filme que me llamase la atención, y sin tener que revolver demasiado en varias páginas de cine encontré cierto título alemán llamado "El experimento", de la que ya había oído hablar y que por su argumento parecía interesante. Además, tenía el aliciente de haber sido dirigida por Oliver Hirschbiegel, realizador de la notable "El hundimiento", película famosa por que de ella procede una escena concreta de Adolf Hitler que ha dado pie a decenas de parodias en la web. El caso es que pongo la película y al poco rato me viene a la memoria un filme que seguramente a más de uno le suene: "La ola".
"La ola" ("Die Welle" en alemán") es, para quien no lo sepa, una 'recreación' cinematográfica de un experimento que un profesor de historia llevó a cabo en Estados Unidos en los años 60 con el fin de explicar a sus alumnos el por qué del éxito del nacionalsocialismo en Alemania. La película no es más que una adaptación a la actualidad, en la que vemos como a partir de un simple proyecto de clase se crea un movimiento con identidad propia que termina haciéndose mucho mayor de lo que se pretendía en un inicio, y con consecuencias trágicas.

En cuanto a "El experimento", supongo que lo podréis deducir en parte por su título. Aunque no estoy seguro de si está basado en hechos reales o no (es muy posible), narra el desarrollo de un experimento realizado por investigadores de una universidad en la cual con un grupo de voluntarios se intenta estudiar las evoluciones en los comportamientos de carceleros y presos dentro de una prisión. ¿Cómo lo hacen? Repartiendo entre estos voluntarios ambos roles, que interpretarán durante dos semanas en un entorno no controlado aunque con la restricción de no poder ejercer violencia física. El resultado, de nuevo, termina con graves consecuencias.

Ninguna de las dos son obras maestras ni de lejos, en lo estrictamente cinematográfico no tienen absolutamente nada de especial, lo que más llama la atención de ambas es con muchísima diferencia su argumento. Tanto una como otra cuentan muy bien sus respectivas historias, están desarrolladas de forma que el espectador, como si fuese un investigador, vea con facilidad cómo van evolucionando las situaciones, a qué se deben estos cambios y qué consecuencias tienen. También son capaces de introducir cierta carga emocional, sobre todo en "La ola", de modo que puedes llegar a empatizar (no demasiado) con algunos de sus personajes. 

La verdad es que he visto muy pocas películas como estas dos. Sin ser documentales, recrean con mucha precisión algo que fácilmente podría pasar por un experimento cientíco, pero sin perder tampoco un mínimo de sentido fílmico. "El experimento" sobre todo trabaja bastante bien la construcción de personajes y tiene algunas cosas que hace que se la pueda clasificar dentro del género de intriga. De modo que si os interesa este tipo de cine, o la temática que tratan, os recomiendo muchísimo que no os perdáis estas dos películas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario