domingo, 21 de septiembre de 2014

Al filo del mañana


Comparado con otros géneros, las buenas películas de ciencia ficción escasean. Buscad listas de estrenos de un año cualquiera (reciente) y comparad el número de títulos de este género que hay, y luego comparadlo, por ejemplo, con los dramas. Por si fuera poco, veríes también que un porcentaje cada vez mayor de ellos serán de películas de superhéroes. Una vez finalizada esta operación, y si superáis las ganas de rezar compulsivamente pidiendo la llegada de un mesías de la ciencia ficción, probablemente os fijaréis en el nombre de esos filmes, , y veréis cosas como "Origen", "Looper", "Pacific Rim" (¿qué pasa, algún problema?), "Distrito 9" o "Gravity". Algunas son maravillas; otras, muy entretenidas o bien hechas. Y en un punto medio entre ambas tendríamos uno de los estrenos recientes que más me han sorprendido positivamente.

"Al filo del mañana" es sin duda una de las películas que conjugan mejor entretenimiento puro y un mínimo de calidad cinematográfica de las que he visto en los últimos tiempos. No exagero, desde el primer minuto hasta el último es una gozada, tanto por lo que se ve en pantalla como por la historia que se cuenta, y además trabajando sobre una premisa muy arriesgada. la de escenas que se repiten una y otra vez con algunas variaciones. 
Y es que, aunque cualquiera pueda imaginar que una película así puede ser aburrida, lo cierto es que no lo es en absoluto. Es más, tiene en la forma de tratar estas repeticiones del tiempo uno de sus puntos fuertes. Haciendo uso de una elipsis  muy inteligente, y con un ritmo muy ligero y fácil de seguir, consigue que este ver una y otra vez la misma escena (que al final no es así, pues siempre hay alguna diferencia) no sea nada cansado, e incluso dota de personalidad el filme. Todo acompañado de escenas de acción intensas y bien filmadas en las que no te pierdes nada de lo que pasa. De las que dan gusto, vamos. Incluso tiene fragmento bastante cómicos, así que a pesar de la seriedad general de la historia llega a crear una atmósfera ligera.

Frente a las cámaras tenemos nada y más y nada menos que a Tom Cruise, a quien se le da especialmente bien la ciencia ficción y que hace solo un año también protagonizó otra interesante película del género, "Oblivion", y Emily Blunt, una de mis actrices favoritas que con su personaje en "Al filo del mañana" muestra un registro interpretativo que hasta ahora no habíamos tenido ocasión de ver. La pareja funciona muy bien, vemos con facilidad la tensión y los diferentes altibajos que sufre su relación y son creíbles en todo momento. Bill Paxton y Brendan Gleeson, en papeles más secundarios, sirven para elevar el nivel de la película.
Como dije antes, la película es una gozada, y esa sería la frase que utilizaría para definirla. Tiene aliens (no se a vosotros, pero a mí me han recordado a las criaturas mecánicas de "Matrix", cuyo nombre no recuerdo ahora), mucha y buena acción, una gran historia bastante sólida y sobre todo interesante, momentos humorísticos, buenos personajes y no peores actores. Si tuviera que ponerle pegas, únicamente sería que su final flojea un poco si lo comparamos con el conjunto del filme, pero como tampoco es algo demasiado 'gordo' que empañe el resultado final, se le puede perdonar y olvidar. Una película que realmente se disfruta viendo, que no es poco.

Mi puntuación:
Notable peligrosamente cercano al sobresaliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario