jueves, 28 de agosto de 2014

Guardianes de la galaxia


Uno de los blockbusters del año, una de las películas más esperadas de este verano (en mi caso la que más esperaba) y una apuesta relativamente arriesgada de una Marvel que parecía cada vez más acomodada con los sucesivos exitazos de cada una de sus películas de Los Vengadores. Se venía hablando mucho y generalmente muy bien de ella y después de haberla visto no me queda más remedio que sumarme a la oleada de alabanzas.

Huelga decir que los Guardianes de la Galaxia no se contaban ni mucho menos entre los personajes más conocidos de la Casa de las Ideas, y menos después del 'boom' del cine de superhéroes en el que los Capitán América, Thor, Iron Man y compañía han adquirido más relevancia de forma progresiva dentro del universo del cómic. Era esa misma la razón por la que había tanta expectativa en torno a este título, dado que al contrario que ocurre con otros personajes no tiene la misma enorme masa social de seguidores que si tienen otros muchos superhéroes, pero los creadores de la película no solo han logrado quitarse de encima todas las incógnitas, sino que además han utilizado todo este relativo desconocimiento en su favor.


Creo que no exagero, o no demasiado, cuando digo que "Guardianes de la Galaxia" es la película más divertida y original de su género que se ha hecho en los últimos años. Como dije han sido capaces de crear una historia atractiva, entretenidísima, con muchos momentos de buen humor, algunos otros algo más dramáticos pero que no estropean el conjunto, y unos personajes carismáticos que no tienen nada que envidiar a Tony Stark. Una divertida cuadrilla liderado por Star Lord en el que nos encontramos desde un árbol que habla hasta un mapache que habla demasiado. 

Muy bien ambientada, con una música ochentera que además de tener especial relevancia en la trama encaja a la perfección con el filme, notables escenas de acción, un villano que sin acercarse aún a los de DC eleva ligeramente el nivel de uno de los puntos más débiles de Marvel,... No se hace larga ni empalagosa, sus héroes se podrían calificar más de antihéroes y en general aporta un soplo de aire fresco para el cine de superhéroes, y creo que puede venirles muy bien de cara a unos años en los que el género va a saturar las salas de cine. Quizá no esté entre las mejores del año, pero con decir que es muy sorprendente y que me lo he pasado de maravilla viéndola debería ser suficiente.


Mi puntuación:
Notable bien alto, y sin que me tiemble nada el pulso.

Aprovecho para decir que como ya adelanté el lunes esta va a ser la última entrada hasta mediados de septiembre. Así que hasta entonces.


No hay comentarios:

Publicar un comentario