sábado, 19 de julio de 2014

Ciclo de cine bélico: La chaqueta metálica


Hay algunos directores muy concretos que, por tener un estilo cinematográfico tan extremadamente personal, tan difícil de interpretar de forma objetiva, resultan todo un desafío a la hora de hacer críticas sobre sus obras. Hablo de nombres como David Lynch (especialmente él), Quentin Tarantino, Terrence Malick o Stanley Kubrick. Hay más, pero estos cuatro en concreto se caracterizan por imprimir esa firma propia en todos y cada uno de sus filmes, y no solo en unas pocas de sus películas, y por tener una manera especialmente inconfundible de hacer cine.

El caso de Kubrick, reconocido casi de forma generalizada como uno de los grandes directores de la historia, es algo especial, pues al contrario que los otros personajes que he mencionado antes ha sido capaz de llevar su estilo a un gran número de géneros diferentes: ciencia ficción, drama, terror, bélico e incluso comedia. Personalmente, no puedo decir que su cine me disguste, pero tampoco me entusiasma. Tampoco he visto toda su obra, así que no puedo hablar en un sentido más general, pero mientras "El resplandor" me encantó y "La naranja mecánica" me gustó bastante, "2001" fue demasiado para mí, y un poco lo mismo me ha pasado con "La chaqueta metálica".


Ya hablamos en otra entrada de "Platoon" y su crítica implícita a la Guerra de Vietnam, pero creo que Kubrick en "La chaqueta metálica" va un paso más allá al realizar este ataque a la maquinaria bélica estadounidense desde su misma raíz, desde el entrenamiento que reciben sus militares (especialmente los marines, protagonistas de esta película). Son bastante conocidas las escenas del sargento Hartman gritando con toda su alma en la cara de sus soldados, sometiéndolos a un trato prácticamente vejatorio y haciéndoles soportar toda clase de castigos. Y no solo eso, sino que más adelante, ya en el propio conflicto también se habla de los problemas de la guerra en sí.

El problema de "La chaqueta metálica" es casi el mismo que afectaba a "2001", una cierta falta de solidez más allá de la temática en que se desarrolla la película. Se cuenta una historia, cierto, con sus personajes definidos y demás, pero le falta un objetivo más allá que su afán de criticar lo que hay tras la guerra. Quizá sea algo demasiado indefinido, simplemente una sensación que me dejó el filme, que no terminó de convencerme en ningún momento aunque no por ello deje de ser una notable película.


Mi puntuación:
Notable.


No hay comentarios:

Publicar un comentario