lunes, 16 de junio de 2014

Película de la semana: Chinatown


Sin conocer especialmente bien su filmografía ni considerarme un fan suyo, la mayoría de las pocas películas de Roman Polanski que he visto hasta ahora me han gustado, y a algunas, como "El Pianista", "Un dios salvaje" y sobre todo "La muerte y la doncella", las considero títulos más que notables. Sin embargo, aún tenía pendiente adentrarme en el cine de sus primeros años, de las décadas de los 60 y 70, cuando hizo filmes como la famosa "La semilla del diablo" o esta misma.

Dicho esto, ya sois conscientes de que no tenía muchas referencias en que fijarme antes de ver esta película, algo que como yo suelo decir ayuda a que te sorprenda gratamente. Y así ha sido. A "Chinatown" la calificaría como un ejemplo de cine negro-suspense muy interesante, con una narración al estilo de las novelas policíacas trasladada a la pantalla, personajes bien construidos y desarrollados y numerosos giros de guión que, además de impactantes, funcionan realmente bien.


Es difícil encontrarle puntos débiles a este filme. Como se podría esperar de Polanski, director que en multitud de ocasiones a demostrado su maestría para construir historias dotándolas de elementos a veces propios del teatro (de hecho, ha hecho varias adaptaciones de obras teatrales al cine), "Chinatown" goza de una enorme solidez en general. Habrá a quien le guste más o menos, pero técnicamente roza la excelencia, engancha, no aburre nada, y además tiene muy buenas interpretaciones de Jack Nicholson, uno de mis actores favoritos, y Faye Dunaway.

Concluyendo, una interesante propuesta si os gusta el cine policíaco de calidad, a pesar de que "Chinatown" no se encuentra 100% en este subgénero. Algo más de dos horas de película que merecen mucho la pena, con el que no solo se pasará un buen rato sino que además estimulará la materia gris de algunos, algo que nunca viene mal.

Mi puntuación:
Sobresaliente sin llegar a la excelencia.

Y la película de la próxima semana es: El último emperador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario