viernes, 6 de junio de 2014

Ciclo de cine bélico: Black Hawk Derribado


En el cine bélico, un género bastante dado a los clichés y fórmulas recurrentes, hay ciertos conflictos militares que son más habituales que otros. Evidentemente, varía depende del país del filme (en España tenemos las clásicas películas de Guerra Civil) pero si hablamos de cine estadounidense, hay dos guerras del último siglo, junto a la de Secesión, muy habituales: la II Guerra Mundial, que por su escala internacional también suele aparecer en producciones de otros países y la Guerra de Vietnam. 

De la guerra moderna, y hablo de los conflictos post-Vietnam, existe una oferta menor, pero dadas las importantes diferencias militares entre ambos (la duración de las operaciones, su desarrollo y localización) resulta interesante hacer una comparativa entre el tratamiento que se les da a ambas tipologías. Por eso, entre otros motivos, es por lo que en este ciclo se encuentran este filme y "En tierra hostil". Casi desde su comienzo te das cuenta de que "Black Hawk derribado" no tiene largas marchas de varios días e incluso semanas de duración, con los soldados sufriendo otras penurias más allá de las provocadas por el enemigo. Es, por lo contrario, un crudo, realista e interesante retraro de la guerra moderna.

Notablemente dirigida por un Ridley Scott que, con "Gladiator", acababa de regresar al primer plano cinematográfico tras casi dos décadas de decepciones, el filme nos cuenta la historia de una operación fallida que varias unidades de élite del ejército de Estados Unidos realizó en Mogadiscio, capital de Somalia, durante la intervención de la ONU en este país en el año 1992. De entrada, "Black Hawk derribado" destaca por su intensidad, la acción dura menos de un día de modo que, aunque evidentemente es imposible, da la impresión de que ves todo lo que ocurrió durante esa jornada. Soldado a soldado, el espectador observa cómo intentan sobrevivir a aquel infierno mientras se suceden una catástrofe tras otra.

Aunque contiene su correspondiente repertorio de frases heróicas, la película no se regodea en la épica y el patriotismo como sí hacen otros títulos del género. Casi todo se centra en la acción, hay poco espacio para sentimentalismos (a ver, lo hay, pero no más de lo necesario) y su realismo, con esas duras luchas calle a calle bajo el sol africano, es mayor que en otros filmes. Habrá a quien no le guste precisamente por esa razón, pero sinceramente a mí me termina cansando ver a los clásicos soldados en Normandía, Guadalcanal o las selvas vietnamitas luchando por la patria y sacrificando sus vidas como héroes. Al menos, así lo veo yo.

En conclusión, "Black Hawk derribado" me ha gustado más de lo que esperaba a priori. Sin un guión o una historia que destaque por su originalidad, sus aspectos técnicos y la intensidad de su narración la convierten en una notable película bélica.

Mi puntuación:
Notable alto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario