jueves, 15 de mayo de 2014

Dos joyas del cine de terror francés

A todos los amantes del cine de terror moderno norteamericano, de esas películas que comenzaron como propuestas con cierta originalidad, muchas creadas por aficionados y con presupuestos ridículos que luego caen en las garras de las grandes productoras que terminan exprimiendo estos productos hasta que no queda ni una gota más de material. A todos los aficionados de sagas como "Saw", "Paranormal Activity" y de otros títulos por el estilo, hoy os quiero proponer que centréis vuestra atención a este lado del Atlántico, más concretamente en nuestro vecino del otro lado de los Pirineos, para presentaros dos películas mucho menos conocidas pero que en mi opinión pueden contarse entre los mejores filmes del género realizados en los últimos años. Diferentes, perturbadoras, muy desagradables y con un aire experimental. Se trata de "Martyrs" y "A l'interieur".


Aunque las dos películas tienen numerosas diferencias, lo cierto es que en varios aspectos más allá de su procedencia coinciden. En primer lugar, no tienen nada de comercial, son peliculas de terror sin ninguna concesión, con dos directores a los que no les tiembla la mano, que incluyen todo lo que se les ocurre y más. No son la clase de filmes que la gente va a ver en masa, que consiguen grandes cifras de recaudación en taquilla. Para ejemplificarlo, un dato: ambas estuvieron presentes en el Festival de Sitges de 2007 y 2008, que como sabréis no es una cita precisamente de tipo 'industrial'. Las dos películas mezclan un terror más bien psicológico con escenas muy gore. Hay sangre a borbotones, mutilaciones, momentos de arrugar la nariz,... En fin, no necesito decir más para que os hagáis una idea. Si no soportáis este tipo de cine NI SE OS OCURRA verlas. Además, aunque este sea un hecho más testimonial, las dos protagonistas de ambas películas son mujeres.


Para que tengáis una general, os contaré brevemente sus argumentos. "Martyrs", la más conocida de las dos, trata la historia de dos amigas, una de las cuales está profundamente traumatizada desde que siendo niña fue secuestrada y torturada por una secta de propósitos poco claros durante buena parte del filme. Años más tarde del suceso enfrenta a sus viejos fantasmas, involucrando de paso a su amiga, que termina sufriendo un destino de lo más... cruel. La película es famosa por sus momentos finales, con una escena de despellejamiento (sí, habéis leído bien), que sin mostrarse de forma clara os puedo asegurar que es difícil de ver. Aparte de eso, "Martyrs" es bastante original, tiene una historia más elaborada de lo habitual en el género y dos partes bien diferenciadas, en cada una de las cuales predomina un terror más psicológico y otro más gore, pero sin desaparecer por completo nunca. Sin embargo, la película es mucho más de lo que te deja ver la sangre. Tiene una historia de lo más impactante, muy muy muy cruda y dura a la vez. No quiero hacer spoilers sobre esto así que si queréis saber de qué hablo tendréis que verla... Si os atrevéis.



"A l'interieur" (o "Inside"), es una película más sencilla en su planteamiento y desarrollo, pero igual de efectiva como título de terror. La trama se centra en una joven embarazada que, destrozada anímicamente tras perder a su marido en un accidente de tráfico del que su bebé salió indemne de milagro, pasa la Nochebuena previa a su parto en absoluta soledad. O esa es su intención, ya que una invitada no esperada y con intenciones no muy benévolas se presenta en su casa. Filme muy siniestro, muy psicológica y muy sangrienta. Se sufre y, si os gustan estas cosas, se disfruta también. La acción es prácticamente continua, tiene poquísimos cortes temporales y el argumento es facilísimo de entender. Se basa en una combinación realmente inquietante: embarazada, 'psicópata', tijeras. El resto queda a vuestra imaginación hasta que no veáis la película, jeje.


Hasta aquí esta breve incursión por el terror contemporáneo francés. Confieso que mi intención inicial era hacer una lista más amplia de películas gore, pero quedé tan fascinado por estas dos que, ante la falta de competidores dignos, decidí que se merecen un artículo para ellas solas. Si sóis verdaderos fans de este género tenéis que verlas, os prometo que no os arrepentiréis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario