jueves, 8 de mayo de 2014

Ciclo de cine bélico: La delgada línea roja


Comenzamos este ciclo de cine bélico con una obra del peculiar director Terrence Malick, amado y odiado por muchos. Con un estilo muy reconocible y personal, es uno de esos realizadores que no se pueden comparar con ningún otro, como David Lynch o Stanley Kubrick. Para los que no conozcan su obra, "La delgada línea roja" fue su tercera película, un dato muy curioso si se tiene en cuenta que comenzó su carrera como cineasta a principios de los años 70 y que esta se realizó en 1998, pero después de realizar "Días del cielo" estuvo dos décadas sin llevar a cabo ningún otro proyecto en el mundo del cine. Desde entonces ha firmado otros tres títulos, "El nuevo mundo", "El árbol de la vida" y "To the wonder", de los que solo he visto este último. y además tiene en proyecto otras dos películas en los próximos años. Teniendo en cuenta sus largísimos periodos de inactividad, esto llama mucho la atención.


Personalmente, el estilo de Malick no me disgusta, dejémoslo así. De hecho, tanto "La delgada línea roja" como "To the Wonder" me gustaron... durante algo más de la mitad de su duración. Los que hayáis visto alguna de sus películas sabréis que son filmes muy intensos, centrado en los sentimientos y pensamientos de sus personajes a menudo plasmados en voces en off. Tanto es así que a veces esto es más importante que la propia acción, lo que está ocurriendo en pantalla. Esto no estaría nada mal si fuesen película de hora y media de duración o poco más. El problema es que "La delgada línea roja" tiene cerca de tres horas de metraje, y qué queréis que os diga, llega un punto en que tanto sensitivismo (palabra que, como de costumbre, puede que me acabe de inventar) se vuelve cargante y difícil de soportar, más aún si además la trama avanza con tanta lentitud. Llega un punto de la película en que medio desconectas y, aunque estés viendo la pantalla, no le prestas toda tu atención.



Sin embargo, más allá de esto la película es de notable. Toda la historia puramente bélica, la de la batalla en las colinas de Guadalcanal es muy buena e interesante, y el hecho de que se centre tanto en los soldados ayuda a que el espectador se meta en su piel, a que sienta su miedo  en pleno combate. Esas escenas en concreto, que ocupan un porcentaje importante del filme, son en mi opinión lo mejor de la película. Tenía mucha curiosidad por ver cómo funcionaría el estilo de Malick aplicado a una batalla como esta, y tengo que reconocer que funciona mejor que otro títulos destacados de este género. Y no es todo, porque "La delgada linea roja" tiene también el plus de un reparto lleno de grandes nombres y que hacen interpretaciones encomiables: Sean Penn, Jim Caveziel, Nick Nolte, Elias Koteas, Woody Harrelson, Ben Chaplin, Adrien Brody,... Y podría seguir.


Mi puntuación:


Como ya he dicho, que no haya terminado de gustarme no le quita que sea un gran película merecedora de un notable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario