viernes, 18 de abril de 2014

Ciclo de cine japonés: Ran


Cinco meses y diez películas más tarde, ponemos punto y final a este ciclo de cine japonés, y que mejor manera de hacerlo que con una película del director y el género más emblemático del País del Sol Naciente. La carrera de Akira Kurosawa a estado íntimamente ligada al cine de samuráis, solo es necesario ver cuáles son sus títulos más famosos: "Los siete samuráis", "Yojimbo", "Rashomon" o la ya comentada "Kagemusha". En esta ocasión nos toca hablar de "Ran", la última de sus grandes obras (aunque antes de su muerte dirigiría otras tres películas), un filme que tiene la peculiaridad de mezclar una historia nipona con la literatura de Shakespeare, ya que buena parte de su argumento está basado en "El rey Lear". Claro que todo ello aderezado con el característico estilo de Kurosawa, grandilocuente, visual y con una narración prácticamente perfecta, gracias a la que es imposible no entender lo que está ocurriendo por muy complejo que sea, aunque este no es el caso.


"Ran" relata la historia de un señor feudal que, debido a su avanzada edad, decide entregar sus dominios a sus descendientes. Sus tres hijos reciben cada uno de los castillos que ha conquistado a lo largo de su vida, pero debido a la insolencia (y honestidad) del menor, le destierra. Poco después, y en gran medida por culpa de las intrigas y la influencia de la esposa del primogénito, el padre, que aún conserva el título y el rango del feudo, sufre las crecientes ansias de poder de sus dos hijos, hasta tal punto que llega a perder la razón. Por supuesto la historia continúa pero no voy a contar nada más a partir de este punto.


Al igual que "Kagemusha", con la que tiene muchas cosas en común, "Ran" es una película muy larga, cercana a las tres horas, de ritmo lento y pausado fruto de la narración precisa y las largas secuencias de Kurosawa, pero no por ello más aburrida. Prácticamente no tiene ningún desgaste, y no puedo decir que le sobre metraje. Todos los planos, todas las líneas de diálogo, cada minuto de película tiene algo que decir. Incluso escenas en las que lo único que se ve es al protagonista corriendo entre las ruinas de un castillo son importantes. Evidentemente, habrá quién no aguante a Kurosawa y su estilo tan puntilloso, pero eso es cuestión de opiniones. De hecho, tal y como yo lo veo, uno de los principales problemas de muchas películas actuales que pese a tener unas buenas bases no llegan a convencer, es su inestabilidad, con muchos excesos y defectos que terminan lastrando el conjunto.



En cambio, algo que no termina de gustarme de "Ran", de las películas de Kurosawa en realidad, es su empleo de los planos, y con esto seguimos en el plano de los personal. Los que hayáis visto alguna película de este director sin duda habréis percibido que con mucha frecuencia (por no decir siempre) prefiere planos generales a cortos. Es muy habitual, y esto no solo se aplica al cine de Kurosawa, ya que lo he visto en varias películas de Takeshi Kitano, ver secuencias en las que un personaje camina en la distancia, y que a veces se prolongan durante cerca de un minuto. De hecho, no recuerdo haber visto ningún primer plano ni en "Kagemusha" ni en "Ran" (y digo recuerdo porque como he dicho antes la película dura cerca de tres horas y no puedo acordarme de todos y cada uno de sus fotogramas). Esto, como característica del estilo de un director no puede ser cuestionado, y menos teniendo en cuenta que para Kurosawa las interpretaciones eran más efectivas de esta manera, y en ciertas películas, como esta o la muy mencionada a lo largo de este ciclo "Dolls", vienen muy bien.


Y ahora sí, con esto doy por finalizado este ciclo de cine japonés. Ha sido para mí una magnífica experiencia que me ha permitido conocer muchas grandes obras y directores y una 'escuela' de cine que hasta ahora apenas conocía. Algunas películas como "Confessions", "Dolls", "Kagemusha", "Battle Royale" o "Zatoichi" han sido enormes descubrimientos que ya se cuentan entre mis (muchos) filmes favoritos. En cuanto a vosotros, mis lectores, espero que lo hayáis disfrutado y sobre todo que os anime a ver estos títulos. Esta tarde publicaré un nuevo artículo para concluir con este ciclo y dar a conocer el tema y las películas del siguiente.



Mi puntuación:


Como he dicho, me gustó más "Kagemusha", pero eso no significa que esta no merezca una muy buena puntuación, casi sobresaliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario