jueves, 20 de marzo de 2014

6 personajes de Rachel Weisz

Hacía bastante tiempo que no hacía ningún top de actores (en realidad solo lo he hecho dos veces, y la primera fue en los mediocres inicios de este blog), así que esta vez se me ha ocurrido traeros esta lista con varios de los papeles que mas me han gustado de Rachel Weisz. Esta actriz británica, judía y de padres centroeuropeos, se ha convertido en uno de los valores seguros del cine actual gracias a unas actuaciones llenas de naturalidad sea cual sea el personaje que interprete. Aunque algunas opciones eran bastante claras, para otros de los personajes que finalmente he incluido en este top he tenido más dificultades a la hora de escogerlos, dada la calidad de la mayor parte de sus actuaciones.

1. Tessa Quayle; El jardinero fiel.




El papel por el que en el año 2006 ganó el Óscar fue el de Tessa Quayle en "El jardinero fiel", película dirigida por el casi siempre interesante Fernando Meirelles. Ciertamente, el premio fue merecido, pues su interpretación en este filme es muy realista, cargado de vitalidad e intensidad. Hacía también muy buena pareja con Ralph Fiennes, aunque es cierto que la actriz no suele tener problemas por falta de química con la mayoría de sus compañeros de reparto. Además, para darse cuenta de hasta qué punto su personaje era importante en el conjunto de la película, es a partir de la desaparición del mismo cuando el filme comienza a bajar el listón. Vale, cierto que en ese punto también se daba un giro importante en la historia y el ritmo y que la siempre notable presencia de Fiennes hacía que no su fuera a pique, pero su ausencia se hacía notar, y eso siempre es muy revelador en una película.


2. Izzi Creo/Isabel; La fuente de la vida.



Se podrán decir, y de hecho se dicen, muchas cosas de Darren Aronofsky, pero algo que nadie, absolutamente nadie, le puede achacar es una falta de originalidad y sobre todo valentía en sus planteamientos. Me gustó muchísimo "Réquiem por un sueño" y me gustó, aunque bastante menos, "Cisne negro". "La fuente de la vida" en cambio, es demasiado. Demasiado, a secas. Sin embargo, como dije antes no puede dejar de admirarse la visión de Aronofsky a la hora de crear una historia tan compleja y llena de significado como esta. El doble personaje de Rachel Weisz era de lo mejor de la película, junto al despliegue visual-simbólico y a la interpretación de Hugh Jackman. Cada una de las escenas en que aparecía la actriz británica elevaba su calidad, tanto siendo Izzi Creo con su eterna y cálida sonrisa como la magnética reina Isabel. Personalmente no creo que vuelva a ver la película, pero si disfrutas este tipo de filmes no puedo dejar de recomendarlo.


3. Hester Collyer; The Deep Blue Sea.



Otro caso de película en que la presencia de Weisz es totalmente necesaria. Aunque había leído críticas y reseñas bastante interesantes de este filme, fue una absoluta decepción. Demasiado dramático (se notaba que era una adaptación de una obra de teatro), con una historia poco interesante y un ritmo narrativo excesivamente lento y lánguido. Básicamente "The Deep Blue Sea" trata el affaire entre el personaje de Rachel Weisz y el de Tom Hiddleston, bastante años más joven y que aquí también hace un notable trabajo. En concordancia con el conjunto de la película, Hester Collyer es un personaje depresivo y dependiente, algo que no solemos ver en las casi siempre sonrientes interpretaciones de Rachel Weisz. Sin embargo, no lo hace nada mal, y es junto a su compañero de reparto lo único destacable de un filme por lo demás muy prescindible.


4. Tania; Enemigo a las puertas.



En uno de sus primeros papeles importantes en una gran producción, Rachel Weisz formó parte del gran elenco de actores de "Enemigo a las puertas", una notable película bélica muy entretenida dirigida por Jean-Jacques Annaud. Con un personaje secundario aunque de mucha importancia en la trama, su participación está a la altura de las de los auténticos protagonistas del filme, Jude Law y Joseph Fiennes, con momentos casi cómicos y otros muy dramáticos. Con una narración ágil y un buen guión, "Enemigo a las puertas" contaba la historia de un destacado francotirador ruso en la Batalla de Stalingrado, de un oficial de comunicaciones y de una joven muy decidida. Sin dejar de ser una película bélica pura, tiene muchos elementos que la alejan de la clásica producción estadounidense de alto contenido dramático y sobre todo heroico.


5. Rose; 360.



Si he incluido esta película no es solo por la actuación de Rachel Weisz. No muy conocida, esta producción bastante reciente de Fernando Meirelles tiene un planteamiento bastante original, aunque ya hayamos visto filmes similares: se basa en una serie de historias casi independientes una de otra, que se van encadenando conforme avanza la película a través de uno de los personajes, como si fuese un relevo. Lo cierto es que me sorprendió cuando la vi, así que tengo que recomendarla. Contiene además actores y personajes de diferente procedencia, nortemaricanos, brasileños, rusos, eslovacos,... Y por si fuera poco, no se les da más importancia a las grandes estrellas del reparto (Jude Law, Anthony Hopkins, la propia Rachel Weisz) sobre otros actores desconocidos. En cuanto a la actriz que nos ocupa, su aparición, de nuevo acompañada por Jude Law, es tan convincente como cualquier otra de sus interpretaciones.


6. Angela/Isabel Dodson; Constantine.



Para algunos una producción mediocre, para otros una película entretenida. Yo me incluyo en el segundo grupo. "Constantine", sin ser un filme especialmente bueno, cumplía su función como película de ciencia ficción-fantástico-acción. Fácil de ver, con buenos efectos especiales y una historia interesante, es quizá un título demasiado infravalorado. Para los que no lo sepáis, estaba basado en un personaje del Universo DC que no se cuenta precisamente entre los más populares de los que han aparecido alguna vez en los cómics creados por esta editorial. Rachel Weisz, interpretando a la protagonista femenina y, brevemente, a su hermana gemela, nos dejaba una buena actuación, efectista y lejos de sus mejores, pero interesante. Además, es curioso ver las escenas de su 'posesión' nada más y nada menos que por el hijo del Diablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario