viernes, 17 de enero de 2014

Las 9 mejores películas de 2013

Ya han pasado un par de semanas desde que entramos en este nuevo año, y, en plena temporada de premios, toca elegir qué ha sido lo mejor que 2013 ha dado de sí. A nivel general, en mi opinión ha sido un muy buen año en varios sentidos. Hemos tenido espectaculares blokcbusters ("El hombre de acero", "Pacific Rim", "Guerra mundial Z", "El hobbit"), interesantes trabajos de grandes directores ("Django desencadenado", "Gravity", "Efectos secundarios"), y otras películas que, sin tener demasiadas expectativas en ellas o haciendo poco ruido, han sorprendido a más de uno ("La caza", "Prisioneros", "Mud"). Sin embargo, uno no puede elegir todas, así que, con 'mucho esfuerzo' y no pocas ausencias dolorosas, he elaborado mi top 9 ideal de este año (¿Por qué siempre tienen que ser 10?). Antes, dos advertencias: las películas escogidas son las que se han estrenado en España a lo largo de 2013, y, en segundo lugar, al contrario de lo que suelo hacer en la mayoría de mis listas, es una selección objetiva, de lo que considero 'lo mejor', y no 'lo que más me gusta' (en cuyo caso, esta lista sería muy diferente). Además, hay unas cuantas películas como "La vida de Adele", "La gran belleza" o "El consejero" que aún no he podido ver y que por esta razón, evidentemente, no he incluido.

1. La caza



Como ya hablé hace poco de ella no voy a extenderme demasiado. Muchos ya habréis oído hablar de esta producción danesa, pero quizá os sorprenda que la coloque en el primer puesto de este ranking. La razón es, simple y llanamente, que de todas las películas que se han estrenado este año, ninguna consigue tanto con tan poco. Desde el primer minuto hasta el último, "La caza" te mantiene atrapado en el asiento, te hace preocuparte por el protagonista, solidarizarte y ponerte en su piel, y a la vez entiendes la postura de los demás personajes, sin abandonar en todo momento un ritmo narrativo excelente ni permitir que el espectador se aburra. Sí, todo eso junto. Por si fuera poco, la interpretación de Mads Mikkelsen, a quien muchos conocerán por sus apariciones en papeles secundarios en varias superproducciones, es magnífica. Para mí es, sin ninguna duda, la mejor de 2013.


2. Django desencadenado



Hace ya casi un año, llevado por la euforia que me producen muchas películas que acabo de ver en el cine y por la dejadez con la que publicaba artículos en este mismo blog (no me cuesta nada reconocerlo), escribí una triunfalista crítica de la última película de Quentin Tarantino en la que la elevaba a los altares y la proclamaba, quizá con demasiada antelación teniendo en cuenta que solamente era Febrero, lo mejor de 2013. Ahora, un par de visionados después, mi perspectiva ha cambiado sensiblemente (aunque tampoco tanto, o no estaría en el segundo puesto). No solo he pasado a situarla por debajo de "Pulp Fiction" y "Malditos Bastardos", su nota ha pasado de ser, y cito, más de un 10, a un simple sobresaliente, sin más. Pese a todo, no se puede negar que "Django desencadenado" es una muy buena película, con un grandísimo guión e interpretaciones de lujo para aderezar el peculiar estilo narrativo y cinematográfico de Tarantino, a quien en esta ocasión por desgracia, le pueden sus excesos y carga a la película con una prescindible media hora final que no desmerece para nada el resto del filme.


3. Gravity



Sonará a chiste, pero una de las razones del éxito de "Gravity" es la misma que en "La caza": su capacidad de conseguir mucho con poco. En este caso, ese 'poco' del que hablo es la historia, el argumento, bastante simple en apariencia, pero que sin embargo esconde detrás más de lo que parece. "Gravity" es una lucha por la supervivencia, agónica (y poco creíble en algunos momentos, también. Si todos tuviésemos la misma suerte que la protagonista...) y desesperada. "Gravity" es un viaje a través de las decisiones y emociones de una persona, plagada de obstáculos que supera a base de fuerza de voluntad. "Gravity" es una película hermosísima, una experiencia visual que (esta vez sí) no habíamos visto hasta ahora. Y por todo esto, y más, se merece el último de los puestos del podio de este año.


4. El hombre de acero



El 'blockbuster' del año sin duda alguna. Una película que para algunos superó todas las expectativas, y para otros fue una aberración absoluta, pero que gracias a su éxito comercial a abierto las puertas para el tan anhelado proyecto de DC Cómics de crear un universo cinematográfico a imagen y semejanza de Marvel y su Vengadores. Uno de los mayores genios visuales de la década, Zack Snyder, conseguía crear una historia cargada de épica, con un Superman muy humano, un excelente villano capaz de poner contra las cuerdas al legendario superhéroe, y tras ellos un elenco a la altura de las circunstancias. Lo reconozco, no ha sido una casi-revolución como "El caballero oscuro" de Nolan, pero Snyder ha logrado lo que muchos fans estaban esperando y Bryan Singer no consiguió: un Superman para el nuevo milenio, diferente al del legendario Christopher Reeve y sin ese aura casi caballeresco que tan bien se hacía patente en la archiconocida banda sonora de John Williams.


5. Rush



Me sorprendió bastante, pues no pensaba que una película de Fórmula 1 diese tanto de sí. Pero así es. En "Rush", Ron Howard nos introducía en el mundo de las carreras, en unos años en los que el gran circo era muy diferente a lo que vemos hoy día. Concretamente, se centraba en una de las rivalidades más intensas que se han dado en la historia de este deporte, la que protagonizaron los pilotos James Hunt y Niki Lauda. Al contrario de lo que muchos pensábamos-temíamos, "Rush" daba una visión de este duelo más allá de lo que se veía en las carreras, profundizando en la vida personal de ambos personajes y desvelando sus pensamientos y forma de ser hasta el punto de que se les llega a entender a la perfección. Cierto, sigue siendo una película de deportes, pero gracias a un  excelente trabajo de dirección (las escenas de las diferentes carreras están rodadas a la perfección) y a la interpretación de su dúo protagonista, junto con otras secundarias a la altura, consigue alzarse en un puesto destacado de este ránking.


6. El hobbit: la desolación de Smaug



Sigue estando a años-luz de la que en mi opinión es la mejor trilogía de toda la historia del cine (ni Padrinos ni nada), pero por lo menos no dejó ese sabor agridulce que a muchos se nos quedó cuando vimos la primera parte. Es decir, colmó mis expectativas. Visualmente maravillosa, en ese sentido lo mejor que hemos visto de 2013 junto a "Gravity", y los nuevos personajes que aparecían en la historia ayudaron a tapar los agujeros que habían quedado en "Un viaje inesperado" (menos algunos puntos que ya comenté en su crítica). Las más de dos horas y media que duraba se pasaron volando, y su ritmo no dejaba apenas momentos para respirar. Además, compensaba mucho mejor que en la primera los momentos más cómicos y los de acción y drama, con una media hora final completamente apoteósica que dejó, sin ninguna duda, con ganas de más a todos los que la vieron en el cine.


7. Prisioneros





Otra de las sorpresas gratas de este año. Un thriller que apenas me había llamado la atención cuando vi el tráiler pero que luego resultó ser un muy buen título del género, gracias a una historia que, por su desarrollo narrativo, hace que el espectador se tire media película dándole vueltas a la cabeza. Recuerda mucho a "Zodiac" por su manera de ir desvelando los sucesos y las diferentes pistas poco a poco. Además, la atmósfera lúgubre que domina casi todo el filme le beneficia muchísimo. Por si todo eso fuera poco, el elenco interpretativo estaba formado por nombres como Jake Gyllenhaal, Hugh Jackman, Paul Dano o Maria Bello que elevaban aún más la calidad de la película. El duelo interpretativo y de personajes entre los dos primeros es un auténtico lujo. Uno de los mejores filmes de este género que hemos visto en los últimos 2-3 años.


8. The Master



Película que destaca mucho más por su reparto y sus personajes que por la historia que cuenta. Si fuera por lo primero, estaría en un puesto más alto, pero su argumento y desarrollo, excesivamente irregular y largo, le pesan. Se llega a hacer largo. Sin embargo, el trabajo de Phillip Seymour Hoffman, Amy Adams y, sobre todo, Joaquin Phoenix (la mejor interpretación masculina de este año) la aúpan hasta el octavo puesto de esta lista. Los dos primeros, grandes actores que siempre cumplen a la perfección, tienen un notable alto rozando el sobresaliente, aunque el personaje de Amy Adams aparece y desaparece demasiadas veces en la historia. Pero Joaquin Phoenix se merece sin lugar a dudas un rotundo 10. En especial, destaco una conversación entre los personajes de Phoenix y Seymour Hoffman en la primera mitad del filme (los que lo hayáis visto seguramente lo recordaréis) que deja con la boca abierta por la interpretación de ambos.


9. 12 años de esclavitud



Un caso similar al de "The Master", pero por otras razones. El problema de "12 años de esclavitud" es que su temática, la esclavitud en los EE.UU. ya ha sido tratada por varias películas en los últimos años y hace que lo que en otras circunstancias sería un relato desgarrador de los esclavos sea solamente una más. Pese a todo, es una buena película. Tiene un trabajo de dirección interesante, que hace que no sea una película aburrida aunque en algunos momentos se haga repetitiva. Chiwetel Ejiofor, un actor que suele hacer papeles más secundarios, hace un buen trabajo, aunque no a niveles tan exagerados como algunos han llegado a decir. El que sí merece todos los elogios en Michael Fassbender, en la piel de un villano al que es prácticamente imposible no odiar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario