jueves, 11 de abril de 2013

Actores fetiche (2ª parte)

5. Quentin Tarantino



En el caso de Quentin Tarantino, no podemos hablar de una obsesión casi patológica como la que tienen otros directores con un solo actor. No ha tenido un actor "fetiche" propiamente dicho, un Johnny Depp o un Russell Crowe, pero en cambio ha repetido en varias de sus películas con diferentes actores, a veces con un amplio espacio de tiempo entre cada una de las dos colaboraciones. El ejemplo más claro es el de Samuel L. Jackson, quien trabajo por primera vez con él en el año 1994, con "Pulp Fiction" y volvería en su siguiente largometraje, la menos conocida "Jackie Brown". Pero desde ese momento, aunque prestó su voz brevemente para las narraciones de "Kill Bill" y "Malditos Bastardos" Samuel L. Jackson no volvería a aparecer en una de las producciones de Tarantino hasta la más reciente "Django Desencadenado", con un, cómo no, excelente trabajo.


Pero la cosa no acaba ahí. ya que el bueno de Quentin, que suele utilizar en sus filmes un reparto amplio lleno de nombres conocidos o que se harían conocidos inmediatamente después de aparecer en sus películas, tiene dos actores más con los que, además de tener una muy buena relación con ellos, ha trabajado en más de una ocasión. La primera es, en cierto modo, la actriz más icónica de sus películas, Uma Thurman, la protagonista de "Kill Bill" y que, casi una década antes. tuvo un papel de duración mucha más corta en "Pulp Fiction", pero no por ello poco importante o menos recordado (de hecho, las imágenes de su personaje Mia Wallace, suelen ser las más recurrentes a la hora de referirse al filme en cuestión). Además, estas películas tienen un valor añadido, ya que, para buena parte de los aficionados al cine, suelen ser las dos interpretaciones más recordadas en la carrera de la actriz, junto con "Gattaca".


El tercero y último de los 'amigos' de Tarantino es el austriaco Christoph Waltz, actor que, hasta su aparición en "Malditos Bastardos" (con la que ganó el Óscar) únicamente había trabajado en producciones alemanas. Al igual que ocurrió con Uma Thurman, el carismático director ha tenido una importancia descomunal en la carrera de este actor, al que le dio una amplia fama, le abrió las puertas de Hollywood y dos premios Óscar bajo sus órdenes en las ya mencionadas "Malditos Bastardos" y "Django Desencadenado", por no hablar de los otros premios que ha ganado.


Ahora, solo falta esperar a saber cual va a ser el próximo proyecto de Quentin. Se ha rumoreado (aunque estas habladurías rara vez son ciertas) que podría hacer una tercera parte de Kill Bill, y que continuará la trilogía que inició con "Malditos Bastardos" y continuó en "Django" con otro largometraje también ambientado en la época nazi. Con Tarantino nunca se sabe.


6. David Cronenberg



David Cronenberg es uno de esos directores cuyas películas no dejan indiferentes a nadie, la mayoría de las veces porque no tiene escrúpulos en mostrar escenas llenas de violencia o realmente desagradables (hay que tener en cuenta que varios de sus primeros títulos fueron películas de serie B e incluso de terror). En los últimos tiempos, sin embargo, puede que por los efectos de la edad, ha realizado filmes que, aunque sin perder del todo su impronta, no son tan aprensivas como, por poner un ejemplo, uno de sus clásicos, "La Mosca". Se podría decir incluso que su cine se ha suavizado. Su larga trayectoria le ha llevado a convertirse en un director muy respetado en el ámbito internacional, y buena parte de la culpa la tienen títulos como "Promesas del este" o "Una historia de violencia", que se cuentan entre los mejores de la década pasada.


Estas dos películas tienen un elemento más en común: su protagonista es Viggo Mortensen, que aunque para la gran mayoría de los mortales siempre será el Aragorn de "El Señor de los Anillos", más recientemente se ha destacado en producciones de corte más dramático. Entre estas, destacan las tres ocasiones en las que ha trabajado con el realizador canadiense. La primera fue allá por 2005, cuando la onda expansiva de la obra de Peter Jackson aún seguía fresca. La película era "Una historia de violencia", y les fue tan bien ( el filme recibió numerosas nominaciones) que repitieron en "Una historia de violencia", para muchos lo mejor de la filmografía de Cronenberg, al menos en los últimos tiempos. Su desgarradora historia de la mafia rusa en Londres le valió a Viggo Mortensen su única nominación hasta la fecha para los Óscars, y quizá se lo habría llevado de no haber sido por la enorme competencia que tuvo ese año (finalmente lo ganaría Daniel Day-Lewis). La fórmula volvió a repetirse en "Un método peligroso", donde, acompañado por Michael Fassbender y Keira Knightley, el actor se ponía en la piel del creador del psicoanálisis Sigmund Freud.


Una sociedad sin duda prolífica.


7. Martin Scorsese



Uno de los nombres más respetados del cine mundial en la actualidad, y también considerado por muchos como uno de los más grandes directores de todos los tiempos, Martin Scorsese, ha colaborado hasta en cinco ocasiones (aunque la última aún no ha sido estrenada) con uno de los mejores actores de hoy día, Leonardo DiCaprio. La asociación les ha ido de maravilla a ambos, tanto por el reconocimiento que han recibido como por la incontestable calidad de los filmes.


El primero de estos, "Gangs of New York" fue una de las primeras películas (si no la primera) que sacó a DiCaprio del puesto de estrella 'juvenil' que había detentado durante los años 90. Desde entonces, si uno revisa su filmografía, se dará cuenta de que la totalidad de las películas que ha protagonizado, tienen en común que son títulos de gran calidad, y en los que, además el angelino ha podido demostrar su gran nivel como intérprete.


A "Gangs of New York" le seguiría "El Aviador", que les dio a ambos varias nominaciones a los premios más importantes, pero sobre todo hay que destacar "Infiltrados", por la que Scorsese ganó su primer Óscar después de OCHO nominaciones sin fruto. Y de forma muy merecida, hay que reconocerlo. Ya más reciente volverían a trabajar junto en la excelente "Shutter Island" y para este mismo año, por lo menos en EE.UU. se espera "The Wolf of Wall Street", el que será el último trabajo de DiCaprio antes de su anunciado descanso de la interpretación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario