jueves, 4 de abril de 2013

Actores fetiche (1ª parte)

Hace unos días, cuando pensaba qué tema podría tratar en mi próximo artículo de este blog, no sé como ni por qué, me vino a la cabeza el nombre de Tim Burton, un director que, para seros sincero, no se encuentra entre los nombres que configurarían mi lista de mejores realizadores. Casi inmediatamente después de que su nombre apareciese en mi mente como un fogonazo, le siguieron los de sus inseparables johnny Depp y Helena Bonham-Carter, y me pregunté, como ya he hecho muchas veces antes, ¿qué es lo que tendrá el primero (con Bonham-Carter es evidente) para que aparezca en la mayoría de las películas que el californiano realiza. No es porque Depp sea un mal actor aunque ya muchas veces se repita con su festival de gesticulaciones al más puro estilo Jim Carrey, sino porque, si yo fuera director, me gustaría probar al mayor número de actores posibles por mucho que uno me caiga especialmente bien. Lo que ocurre es que el caso de la sociedad Burton-Depp no es la única, aunque sí la más conocida, así que, para ampliar vuestra información, he creado una lista con los 9 casos más destacables en los que un director repite varias veces con un mismo intérprete, protagonista o no.

1. Tim Burton



Probablemente Tim Burton sea uno de los directores más reconocibles, o mejor dicho, con un estilo más característico, del cine moderno. Un estilo ante todo lúgubre sin llegar la mayoría de los veces a lo mácabro, pero a la vez histriónico, con películas en los que predominan ante todo el blanco y el negro (con excepciones, por supuesto). Y, precisamente estas características son las que han hecho que Johnny Depp haya trabajado tantas veces con él, ya que sus facultades interpretativas se ajustan a las mil maravillas a su cine.


La primera vez que ambos se vieron las caras en un set de rodaje como director y actor fue con una de las películas más celebradas de la filmografía de ambos: "Eduardo Manostijeras" todo un clásico del cine de los años 90. Sin embargo, es curioso que tardaran nada más y nada menos que nueve años en trabajar juntos de nuevo, desde 1990 hasta 1999, año en que se estrenó "Sleepy Hollow" otra obra que también se encuentra entre los filmes más importantes de Tim Burton, y con la que, además, comenzaría su declive, mientras que a Johnny Depp le esperarían sus mejores años como actor. En efecto, dos años después de la Leyenda del Caballero Sin Cabeza llegaba a las salas el mayor descalabro en la carrera del venerado director: el remake de "El Planeta de los Simios". Aunque en esta ocasión Johnny Depp no formaba parte del reparto, sí que fue la primera vez en que su futura esposa Helena Bonham-Carter trabajaría con él, en el papel de uno de los simios de la película. Ella repetiría en su siguiente título, "Big Fish", película de culto en la que el realizador retomaba las claves de sus mayores éxitos. Después le seguiría "Charlie y la Fábrica de Chocolate" con Depp, tras la que encadenarían cuatro títulos consecutivos en los que ambos protagonizaron las películas del californiano: su regreso a la animación con "La Novia Cadáver", el musical "Sweeney Todd", "Alicia en el País de las Maravillas" que supuso el regreso de Tim Burton a los éxitos comerciales, y la comedia "Sombras Tenebrosas".


En resumen, 7 películas con Johnny Depp y solo uno menos con Helena Bonham-Carter.


2. Peter Jackson



Peter Jackson ha sido, junto a los Hermanos Wachowski, el director que en los años de transición entre el siglo XX y el milenio pasado revolucionó el cine hasta convertirlo en lo que es hoy día (y que nadie me venga ahora con el nombre de James Cameron). La principal de las razones fue por el uso que estos directores les dieron a los efectos especiales generados por ordenador para convertirlo en un pilar básico del cine moderno.


Pero Peter Jackson tiene el mérito añadido de que fue el precursor de la tecnología de la captura de movimiento (o motion picture) aplicada al cine. Y además lo ha usado en tres de los cuatro títulos que ha dirigido en la última década, con muy buenos resultados. Pero, como sabréis los que conocéis cómo funciona la captura de movimiento, para llevarla a cabo con eficacia se necesita un actor de quien obtener ese movimiento, y si un actor se ha destacado por el uso de este tipo de tecnología, ese es Andy Serkis, uno de esos grandes intérpretes a los que no se les ha dado todo el reconocimiento que se merecían. De hecho, el propio Andy Serkis era poco conocido antes de su aparición como Gollum en la trilogía de El Señor de los Anillos, la que sería la primera colaboración entre ambos. La interpretación del británico como aquella criatura famélica y totalmente dependiente del Anillo Único fue de tal calidad que desde entonces, casi siempre que un director busca a un actor para realizar captura de movimiento, la primera opción suele ser él. Poco después, en King Kong, esa sociedad que tan buenos resultados había dado se repitió, dando como resultado un simio tan convincente que aún hoy hay gente que cree que está hecho de digitalmente. No en vano, Andy Serkis también interpretaría al chimpancé César en la reciente versión de El Origen del Planeta de los Simios.


Con El Hobbit, Andy Serkis volvería no solo como Gollum, cuya participación era mucho más reducida que en El Señor de los Anillos, sino que Peter Jackson le ofreció la oportunidad de dirigir la segunda unidad de rodaje. Quién sabe si dentro de unos años veremos al bueno de Andy Serkis dirigiendo largometrajes en solitario.


3. Chris Nolan



Los seguidores de la filmografía de este genial director sabrán nada más verlos por qué le incluyo en esta lista. El caso de Chris Nolan es diferente a los anteriores, en el sentido de que ha repetido en varias de sus películas con varios actores, un caso similar al de Quentin Tarantino (de quien ya hablaré más adelante).


La lista de intérpretes que han aparecido en varios de los más recientes títulos del londinense está encabezada por Michael Caine, actor de gran experiencia que ha aparecido en todas las películas del realizador desde que este iniciara la producción de Batman Begins. Ha sido Alfred en la trilogía de El Caballero Oscuro, el mago Cutter en El Truco Final y también tuvo un papel menor en Origen. Pero no ha sido el único. Por ejemplo, Christian Bale, además de haber interpretado a Batman, también fue el protagonista junto a Hugh Jackman de El truco Final. Lo mismo ocurre con Cillian Murphy, Marion Cotillard, Tom Hardy y Joseph Gordon-Levitt, quienes, además de formar parte del reparto de Origen, también tuvieron papeles importantes en la trilogía de el hombre murciélago. También podríamos incluir a Ken Watanabe, pero su participación en Batman Begins fue muy reducida.


4. Ridley Scott



Similar a la cuasi simbiosis entre Tim Burton y Johnny Depp es la relación profesional que Ridley Scott y Russell Crowe han tenido durante la última década, una relación que además, ha proporcionado muchos éxitos a ambos. En el año 2000, veinte años después de que Ridley Scott realizara sus por entonces (y también ahora) mayores éxitos profesionales, Alien y Blade Runner, el director británico estrenaba una película que le confirmaría como uno de los mayores directores de todos los tiempos, Gladiator, con la que fue nominado al Óscar como mejor director, y que iniciaría una nueva etapa en su filmografía. Para Russell Crowe fue casi más importante, pues le elevaría a la categoría de estrella y le haría obtener su única estatuilla hasta la fecha. La asociación les fue tan bien a los dos que seis años más tarde la repetirían en Un Buen Año, y más adelante American Gangster, Red de Mentiras y Robin Hood. La mayor parte de estos títulos se cuentan entre los mejores de las películas realizadas por ambos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario