martes, 19 de marzo de 2013

6 películas injustamente infravaloradas y/o poco conocidas

1.El reino de los cielos



Empezamos con un claro paradigma de película masacrada sin piedad por la crítica internacional, y para muchos uno de los traspiés más sonados en toda la carrera de Ridley Scott. Obviamente, no estoy diciendo que "El reino de los cielos" haya sido ninguneada por TODO el mundo, ni mucho menos, pero siempre ha estado bastante mal considerada.


Es curioso que, en este caso en concreto, mi opinión personal sea tan opuesta a la más extendida entre los entendidos. No solo porque "El reino de los cielos" me parezca, desde siempre, una muy buena película, sino porque es la que más me gusta de la trilogía histórica que a Ridley Scott le dio por dirigir durante la década pasada. Por si fuera poco, "Gladiator" uno de los filmes más celebrados del realizador británico, me parece con diferencia la más floja de este trío (completado con la más reciente "Robin Hood").


"El reino de los cielos" tiene un estilo muy diferente al empleado en las otras dos obras anteriormente mencionadas, pero a la vez es muy similar en su planteamiento, el de contar una historia (nunca mejor dicho) a través de un personaje central, en este caso el Balian de Ibelin interpretado por Orlando Bloom. Me gustó más que "Gladiator" por lo que yo llamo épica sucia, por sus escenas de batallas relativamente realistas, tomando como ejemplo claro de esta la escena en la que un puñado de jinetes comandados por Balian se lanzan contra un ejército entero para defender una fortaleza. Es algo que no tiene nada que ver con los combates multitudinarios que suelen verse en otras producciones de esta clase (léase "El señor de los anillos), y que es, para mi, uno de los principales encantos de este filme.


2. Sucker Punch



Un ejemplo más claro aún que "El reino de los cielos", pero mucho más dolorosa, pues además ha sufrido el horroroso destino de haber quedado enterrada en el ya lleno baúl de películas incomprendidas. No era la primera vez que esto le ocurría a uno de los directores más revolucionarios de nuestro tiempo (aunque ahora quizá no se le de toda la importancia que tiene), ya que con su particular visión de "Watchmen" no logró todo el éxito que se le esperaba y merecía. Éxito que este verano volverá a intentar alcanzar de nuevo con una de las películas más esperadas de 2013, "El hombre de acer" (Superman, vamos).


Volviendo a Sucker Punch, aunque ya hablé sobre ella largo y tendido en mi crítica de esta misma página, no me cansaré de repetir que es una de las películas más atrevidas, espectaculares, renovadoras y ninguneada que he visto nunca. Como en una ocasión leí a cierto crítico español, los árboles no nos dejan ver el bosque, un bosque realmente interesante. Es una película capaz como pocas han hecho en época reciente de dividir al público en dos sectores completamente opuestos, casi sin término medio entre los que la odian y los que la quieren. Es posible que el cine necesite otra película como "Sucker Punch", y si la (previsiblemente) demoledora alianza entre Chris Nolan y Zack Snyder en la nueva Superman funciona como muchos esperan, puede ser esa película.


3. El truco final



Es posible que a más de uno le sorprenda ver este filme mencionada en esta lista, ya que "El truco final" no ha sido, como en el caso de los dos anteriores, un rotundo fracaso tanto en taquilla como en la crítica. Es cierto que por lo general las puntuaciones que se le han dado no han sido demasiado altas, pero tampoco hasta el punto de merecerse aparecer aquí.


Esta razón es muy sencilla. Cuando me refiero a que "El truco final" es un filme hasta cierto punto menospreciado, lo digo teniendo en cuenta que la gran mayoría de los aficionados al cine, cuando escuchan el nombre de Chris Nolan, lo primero que piensan en Batman, y lo segundo, "Origen". Algunos incluso en orden inverso. Pero apostaría mucho a que muy muy pocos tienen en mente como primera o segunda opción "El truco final". Hasta yo la relego por debajo de las dos obras cumbre del maestro Nolan. El problema es algo que les ocurre no solo al británico, sino a otros muchos directores, y es que solo se les reconocen por una parte de su filmografía (no estoy diciendo que les pase a todos, ojo).


Reconociendo que "El truco final" es en muchos sentido inferior a la trilogía de El caballero oscuro y "Origen" (habrá otros que también hablen de "Memento") no se puede decir que la susodicha sea una película ni mucho menos mala. Es más, tiene muchísima más calidad que la gigantesca mayoría de producciones que todos los años se realizan en Hollywood. Pero siempre se la recordará como una obra menor de un grande como Chris Nolan.


4. Cloud Atlas



Un caso más reciente y flagrante es la última película/frikada de los hermanos Wachowski, que parecen seguir viviendo económicamente del éxito que hace ya una década les proporcionase "Matrix". Desde la revolucionaria trilogía únicamente se había visto una producción suya, la horrorosa "Speed racer", así que había cierta expectación alrededor de esta nueva película. Sin embargo, la respuesta del público fue pésima, y la recaudación a nivel mundial ni siquiera igualó lo que se invirtió en la producción. Probablemente fue, junto a "John Carter" el mayor fiasco de 2012 (aunque en España a llegado en fechas más recientes).


Lo cierto es que el fracaso absoluto de "Cloud Atlas" es bastante comprensible, debido a que el argumento es de los más enrevesados que he visto en una película, con un total de 6 historias separadas en el espacio y el tiempo sin apenas relación entre ellas durante una buena parte del larguísimo metraje. Hay momentos en que se salta rápidamente de una de estas tramas a otra, y el hecho de tener que estar pendiente de tantas cosas a la vez no pareció gustarle a los que vieron este filme.


Personalmente, he de decir que superó con mucho mis expectativas (quizá escriba una crítica más adelante) ya que sabía del poco éxito y de las frías críticas que había recibido. Perola verdad es que "Cloud Atlas" logró captar toda mi atención, no me importó en lo más mínimo tener un argumento tan fragmentado. Es más, lo considero como parte del encanto de esta película. Y también hay que reconocer el gigantesco mérito de su equipo de maquillaje y peluquería, que consiguió transformar a varios de los actores en hasta 6 personajes diferentes, muchos de ellos irreconocibles (inexplicable que ni siquiera fuesen nominados en los pasados Oscars).


5. Hanna



Sin ninguna duda, si por algo se le conoce a Joe Wright es por su adaptación de novelas de época como "Orgullo y prejuicio", "Expiación" y ahora la nueva "Anna Karenina". Menos conocida es esta película de 2011 con una trama muy diferente a las anteriores propuestas del director londinense. Este filme trata sobre una chica adolescente que ha vivido con su padre durante años aislada en el crudo bosque de Finlandia, donde la entrena día tras día para matar y sobrevivir. Esta 'Terminator' en versión juvenil decide que ha llegado la hora de que salga del lugar donde siempre ha vivido y descubrir cómo es un mundo del que apenas conoce nada. Comienza así una larga odisea que la llevará a recorrer varios países mientras una agente de la CIA le sigue los pasos tanto a ella como a su padre.


Entre otras cosas, "Hanna" una excelente y muy peculiar película de acción. Peculiar porque no sigue los cánones no escritor de la mayor parte de filmes del género, sin excesivas escenas de lucha, y las que hay libres de cualquier floritura y exceso que como hemos visto en tantas otras ocasiones, terminan manchando el resultado final. Además, tiene un excelente trabajo de los actores, empezando por la elección de los mismo. El personaje protagonista y que da nombre al filme está interpretado por una de las mayores actrices emergentes de Hollywood, Saoirse Ronan, que encarna a las mil maravillas a la chica asesina pero en el fondo profundamente inocente que es Hanna. Junto a ella están el siempre solvente Eric Bana, y otro gran acierto, Cate Blanchett en un papel que me recordó muchísimo al que interpretó en la última Indiana Jones, el de mujer fría y, hasta cierto punto, cruel.


6. Sunshine



Es probable que Danny Boyle sea mundialmente reconocido por la película que le hizo ganar el Óscar, "Slumdog millionaire" o por su última producción cinematográfica, "127 horas". Sin embargo, antes de alcanzar el estrellato absoluto realizó dos películas de un tono bastante diferente a su mayor éxito hasta hora. La primera de estas dos es "28 días después", en mi humilde opinión uno de los mejores filmes de zombis que se han hecho nunca junto con su secuela, "28 semanas después", esta dirigida por el español Juan Carlos Fresnadillo. En segundo lugar tenemos la película que nos ocupa, y que ocupa un lugar privilegiado en la lista de producciones injustamente olvidadas: "Sunshine".


Sin entrar en discusiones con respecto a la imposibilidad de su argumento (al menos hoy día), "Sunshine" es uno de los mejores ejemplos del cine de terror espacial, un género que suele estar muy unido a la ciencia ficción y cuyo máximo exponente sin ninguna discusión es "Alien". Quizá no todo el mundo esté de acuerdo con que la haya calificado como película de terror. Mi respuesta es otra pregunta: ¿Qué hace falta para que un filme sea de terror? Si seguís insistiendo volved a verla. "Sunshine" rebosa angustia, es una película angustiosa, como todas las que se desarrollan en espacios cerrados sean cuevas, submarinos, o bases científicas aisladas. Y, en este caso, una nave espacial. Y tiene varias escenas realmente inquietantes, por no hablar de las constantes imágenes del Sol que nos recuerdan que, a la vez que el creador de la vida, puede ser también un destructor implacable.


Para no perdérsela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario