martes, 13 de noviembre de 2012

Looper


En un año especialmente prolífico para los amantes del cine de ciencia ficción (y con varios títulos de muy buena calidad), el casi desconocido director Rian Johnson pone la guinda con una película más que interesante y sin ninguna duda entre lo mejorcito de este 2012. Acción a raudales, un argumento muy original, un reparto de grandes nombres,... ¿Alguien quiere más?


Sinopsis:


Hacia 2030, los viajes en el tiempo no están inventados. Aún, porque cuarenta años más tarde las organizaciones criminales harán uso de ello para deshacerse de "elementos innecesarios" que envían al pasado para que unos asesinos llamados Loopers se encarguen de ellos. Uno de ellos Joe, comete un grave error durante una de sus misiones que le acarreará importantes consecuencias.


Lo mejor:


Su originalidad. La forma de narrar la historia de forma que, por muy complicado que sea, no te pierdas en (casi) ningún momento. El guión es de esa clase que, aunque tenga puntos débiles, no te das cuenta porque la trama te atrapa desde que empieza. Es en esto fundamentalmente en lo que radica el éxito de esta película: en su capacidad para sorprenderte con giros argumentales completamente inesperados. No es para nada incoherente, incluso cuando se piensa en ella después de verla. Vamos, que todo encaja. Pero es que, además, a través de ella, Rian Johnson no se limita a contar una historia. ¿Por qué digo esto? Porque lo que ocurre en Looper es un reflejo de en qué puede convertirse nuestra sociedad si se sigue como hasta ahora. Caótica, consumista, despreocupada. No se otras personas, pero es algo que a mi suele gustarme cuando lo veo en una película.


Lo peor:


No se me ocurre nada destacable.


El reparto:


No lo he mencionado antes, pero los actores también tienen la culpa del éxito de Looper. El hecho de que no hayan decorados ni efectos especiales espectaculares refuerza su importancia. Joseph Gordon-Levitt se confirma, después de sus experiencias con Chris Nolan, como uno de los actores revelación de 2012. Con un maquillaje que le ha cambiado bastante la cara, todo hay que decirlo. Bruce Willis, aunque salga menos de lo que a muchos le gustaría, está magnífico, y tiene algunas escenas que destacaría (quien no haya visto el filme se dará cuenta de a qué escenas me refiero). Emily Blunt, una actriz a la que hasta ahora no habíamos visto en ningún título de este tipo, da la talla, como siempre (y, por cierto, le sienta bastante bien el pelo así). Y los secundarios, muy interesantes, aunque creo que Paul Dano se merecía más tiempo en pantalla, pero eso es algo que suele decirse de muchos personaje secundarios. Atención a Jeff Daniels y al niño, Cid.


Conclusión:


¿Qué más puedo decir? Uno de los mejores títulos de este año y probablemente, película de culto. Para verla una y otra vez.


Puntuación:


10/10


Año: 2012.


Duración: 118 minutos.


Director: Rian Johnson.


Guión: Rian Johnson.


Música: Nathan Johnson.


Reparto: Joseph Gordon-Levitt, Bruce Willis, Emily Blunt, Paul Dano, Jeff Daniels, Noah Segan, Piper Perabo, Pierce Gagnon.




No hay comentarios:

Publicar un comentario