sábado, 17 de noviembre de 2012

Las 10 mejores películas basadas en cómics

Llevamos algo más de una década desde que se estrenaran las primeras entregas de X-men y Spiderman, dos filmes que, con sus respectivas sagas, marcarían un momento importante en la historia del cine moderno. Y es que, desde entonces, no han dejado de crearse películas basadas en cómics, y no me refiero solo a las de superhéroes. Antes del año 2000, sin contar las adaptaciones de Superman y las Batman de Tim Burton y Joel Schumacher, era un género algo olvidado y con mucha menos importancia que otros. Pero esta situación ha cambiado, y ahora, las adaptaciones de cómics no solo se cuentan entre las películas más taquilleras, sino que algunas de ellas han supuesto una auténtica revolución. Ha continuación, los, en mi opinión, diez mejores títulos de este género.


1. El Caballero Oscuro


Sí, a estas alturas casi sonará a tópico, pero es casi una obligación hacer una mención especial a esta magnífica película. Para mí, indiscutiblemente en el número 1, y no porque los demás candidatos sean peores, no. Es que El Caballero Oscuro es, por méritos propios, una de las mejores películas de la historia del cine. Si la primera entrega nos sorprendió y dio un nuevo comienzo a la saga del hombre murciélago, esta supuso un auténtico bombazo. Con uno de los mejores villanos que nos ha dado el cine, el genial Joker del malogrado Heath Ledger, una trama brutal (en el buen sentido de la palabra) de las que apenas te dejan respirar mientras miras la película, y un magnífico guión, El Caballero Oscuro no ha cesado de acaparar elogios desde su estreno. Parece mentira que ya hayan pasado más de cuatro años desde entonces.



2. The Dark Knight Rises


Y de nuevo Batman, esta vez con la tercera y definitiva entrega, en el segundo puesto del podio. El hecho de que esté un escalón por debajo no implica que sea peor que la segunda parte, y en algunos aspecto lo supera. En realidad, el Batman de Chris Nolan no hay que verlo como tres películas separadas e independientes entre ellas, sino como una única obra, un recorrido a través de la vida del Hombre Murciélago. Para despedirse, Chris Nolan nos dio un final épico, absolutamente genial, y a la altura de su filmografía, cerrando las bocas de los escépticos y superando las expectativas en taquilla. Probablemente se trate del filme más coral de la trilogía, pues la práctica totalidad de los personajes principales gozaron de muchos minutos en pantalla, con lo cual en algunos momentos incluso se eclipsó al propio personaje de Batman. Sucesos trágicos aparte, fue un broche de oro para la que es, para mi, la mejor saga cinematográfica de todos los tiempos.



3.  300


¿Quién no ha oído nunca el "¡Esto es Esparta!" del rey Leónidas? 300 revolucionó el cine usando una la tecnología de la técnica croma y las pantallas azules, técnica que desde entonces no ha dejado de perfeccionarse y que, con la llegada más reciente del 3D, ha recibido un impulso aún mayor. El propio realizador también la ha utilizado en sus posteriores filmes. Tecnología aparte, la historia de los espartanos defensores del Paso de las Termópilas podría utilizarse como una definición perfecta de lo que debería ser una película épica, comparable o, para algunos, incluso mejor que las mejores del género como El Señor de los Anillos o Troya. Sin duda, no caerá en el olvido hasta dentro de mucho, mucho tiempo.



4.  Los Vengadores


El fenómeno cinematográfico de este 2012 fue la culminación a un proceso de cuatro años con otros tantos filmes a sus espaldas. Si tuviera que definir Los Vengadores con una sola palabras, sería: entretenida. Eso es lo que prometía, y lo dio con creces. Entretenimiento puro. Sí, se le ha criticado su falta de guión, pero el espectáculo visual y su argumento épico (de nuevo) hacen que casi nadie se fije en su única carencia. Marvel se consagraba así como la gran potencia del cine de superhéroes (dejando de parte a Batman), y confirmaba que ya era algo más que Spiderman o X-men, por si con las anteriores entregas de Iron Man, Thor, Hulk y el Capitán América no había quedado suficientemente claro. Su protagonismo completamente coral, las numerosas escenas cómicas y lo trepidante de la trama fueron las claves de su arrollador éxito.



5. Watchmen


Otra de las maravillas de Zack Snyder. Aunque basada en los personajes de los cómics de DC, su desarrollo y estilo lo aleja de las películas clásicas de superhéroes, siendo mucho más lenta y oscura de lo habitual. Y, como no podía ser de otro modo, incomprendida tanto por la crítica como por el público. Las condiciones ideales para que se le colgara la etiqueta de película de culto. De todos modos, Watchmen demostró que existía otro modo de explotar el género, que no era necesario confiar todo el peso del filme al espectáculo y a la acción, que se podía hacer buen cine de superhéroes y, al mismo tiempo, construir una historia interesante. Queda por ver si la alianza entre dos de los mayores genios del cine actual (el propio Snyder y Chris Nolan), podrá alcanzar las expectativas en la nueva Superman que llegará a las salas el próximo año. Esperemos que sí.




6. Batman Begins

Si hay una película que revolucionó por completo este género, esa fue Batman Begins. Aunque en cierto modo no se puede comparar a las dos siguientes, fue el primer paso del relanzamiento del personaje, y un punto de inflexión importante en el modo en que se contaba una película de acción, dándole más peso al guión y favoreciendo un protagonismo coral que se acentuaría más aún en el Caballero Oscuro y la tercera entrega, y que desde entonces se ha venido utilizando con mayor frecuencia.


7.  Thor

El proyecto cinematográfico de Los Vengadores arrancó en 2008, con el estreno de la primera parte de Iron Man y de El Increíble Hulk (esta última, dicho sea de paso, supuso el único resbalón del proyecto hasta entonces), y, dos años más tarde se prolongaría con una segunda parte del personaje interpretado por Robert Downey y con el primer filme, hasta ahora (el segundo está en producción), de Thor. Y, en mi opinión, es este último la más lograda de todas ellas, sin contar con la que reúne a todos los personajes. El mérito se debe, en gran medida, a la dirección de Kenneth Branagh, que consiguió crear una historia fantástica, con buenas interpretaciones y un diseño de Asgard magnífico. Además, el Loki de esa película es uno de los mejores villanos de toda la saga.


8. Iron Man

A un nivel similar se encuentra la película que, como ya he dicho, inauguraría el universo de Los Vengadores. Dejando que el carismático Robert Downey cargara con gran parte del peso del filme, y con Jeff Bridges bordando el papel de villano, Jon Favreau se propuso contarnos la historia de este superhéroe desde el mismo principio, una fórmula que también se utilizaría con el Capitán América. Aunque luego continuaría con una segunda parte y otra tercera prevista para primavera de 2013, me quedo con la primera, y no solo por el factor sorpresa que creó en su momento, porque es una muy buena película con acción, entretenimiento y, por supuesto, con un Robert Downey hilarante.


9. X-men. Primera generación.

Cuando se habla de cine de comics, no puede faltar aunque sea una breve mención para alguna de las películas de los X-men, la primera de las sagas de superhéroes del siglo XXI, y, junto a Los Vengadores, la más prolífica de todas, con un total de cinco títulos, más otros dos en distintas fases de producción. Si bien la primera es la más emblemática de todas,  X-men. Primera generación cuenta con algo diferente a las demás, una forma de narrarla que la hace ser algo más que una película de superhéroes. Probablemente se deba a su desarrollo en plena crisis de los misiles de Cuba que hace en algunos momentos acercarse al cine de espionaje, unido a un mayor protagonismo para Magneto, el villano de las primeras películas, que consigue que veamos al personaje como algo más que el clásico malo de turno.


10. V de Vendetta.

Para finalizar con esta lista, un título muy diferente a todos los que he mencionado con anterioridad, un producto clásico de los hermanos Wachowski, los creadores de Matrix. Una película totalmente crítica, que ha trascendido más allá del cine (su famoso protagonista enmascarado), y que consagraría a Natalie Portman como una de las actrices más destacadas de nuestro tiempo. Quien no se haya conmovido con ella, es que no es humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario