sábado, 15 de septiembre de 2012

Terminator salvation

Comienzo este blog comentando la última película que he visto, la última versión de la saga Terminator, una película que llegó a nuestros cines hace tres años y que se ha ganado un buen número de críticas, en gran parte debido a la dirección llevada a cabo por Joseph McGinty.


Sinopsis



Nueva entrega de la saga de Terminator, que transcurre en un post-apocalíptico 2018, tras el día del Juicio Final. John Connor (Christian Bale) es el hombre destinado a liderar la resistencia de los humanos contra Skynet y su ejército de Terminators. Pero el futuro en el que a Connor le enseñaron a creer se ve alterado en parte por la aparición de Marcus Wright (Sam Worthington), un extraño cuyo último recuerdo es haber estado en el corredor de la muerte, y que afirma haber estado con Kyle Reese (Anton Yelchin), el padre de John. Connor debe decidir si Marcus ha sido enviado desde el futuro o rescatado del pasado, todo en una carrera contrarreloj mientras la Resistencia prepara su ataque final contra el corazón del centro de operaciones de Skynet.

Lo mejor:


Como hemos visto en tantas películas últimamente, el aspecto visual. Los robots están tratados con mucho realismo, y algunos de ellos son verdaderamente espectaculares, tanto los terminators como la gigantesca cosechadora o las motos. Sin ser una maravilla, la historia no aburre en ningún momento, si acaso se alarga excesivamente durante las escenas del combate entre John Connor y el gigantesco terminator caracterizado por Schwarzenegger (tenía que aparecer). Se ha conseguido recrear de una forma bastante creíble el ambiente postapocalíptico, tanto en los paisajes como en en las personas.


Lo peor:


De nuevo, algo que estamos, por desgracia, demasiado acostumbrados a ver en la mayoría de los blockbusters que llegan a nuestros cines en los últimos años: la trama es demasiado previsible, hay varias escenas en las que se puede adivinar lo que va a ocurrir antes de que pase. También es cierto que al final, durante la conversación entre Marcus Wright y la proyección del personaje de Helena Bonham Carter se da un interesante golpe de efecto. De todos modos, es justo lo que se esperaba de esta película, así que no sorprende para nada.


El reparto:


Correcto, sin demasiados alardes, cumpliendo su trabajo. Algunos secundarios tienen demasiado poco o ningún peso en el desarrollo de la trama, parecen estar ahí como meros elementos decorativos. Por ejemplo, el personaje de Bryce Dallas Howard. Christian Bale como siempre está excelente, y atención con Anton Yelchin, un actor muy prometedor que aquí nos brinda una interesante interpretación. Habrá que seguirlo de cerca en los próximos años. En mi opinión, puede que sea uno de los mejores papeles que he visto de Sam Worthington.


Conclusión:


Propone justo lo que se espera de ella. Bien en la faceta visual, más flojo en el guión. Probablemente no será recordada como una de las mejores películas de la época reciente. La recomendaría si lo que se busca es una película entretenida con importantes dosis de acción.


Mi puntuación:


7,5/10


Año: 2009.


Duración: 115 minutos.


Director: McG.


Guión: Michael Ferris, John Brancato.


Música: Danny Elfman.


Reparto: Sam Worthington, Christian Bale, Anton Yelchin, Bryce Dallas Howard, Moon Bloodgood, Helena Bonham Carter.


No hay comentarios:

Publicar un comentario