domingo, 23 de septiembre de 2012

Promesas del este


David Cronenberg y Viggo Mortensen vuelven a aliarse para traernos un título acerca de la mafia rusa relatado con un peculiar estilo del cineasta canadiense.


Sinopsis:


El misterioso y atractivo Nikolai es el chófer de una importante familia mafiosa de Europa Oriental. Semyon, el jefe del clan, detrás de una sonrisa encantadora, esconde una naturaleza fría y cruel. La estabilidad familiar se tambalea por culpa de Kirill, su alocado hijo, que hace más caso a Nikolai que a su propio padre. La vida de Nikolai cambia de golpe cuando conoce a Anna, una comadrona que trabaja en un hospital de Londres. Anna, muy afectada por la muerte en el parto de una adolescente, decide buscar a la familia sirviéndose del diario que la chica dejó escrito en ruso. Lo malo es que sus indagaciones desencadenan la ira de los mafiosos.


Lo mejor:


Aunque la narración sea algo lenta, no aburre en ningún momento, debido en buena medida a la claridad de la historia. Es cruda en sus escenas de acción, un punto acertado para una película que tiene como uno de sus pilares el mostrar la naturaleza oscura y cruel de las personas. Muchas escenas, como la pelea en los baños, son impactantes por su realismo. Por último, le beneficia que se intercalen palabras rusas entre los diálogos.


Lo peor:


Probablemente el final. Si la mayor parte de la película se sostiene por su coherencia, los últimos quince minutos deshacen la buena impresión de lo demás. Demasiado frío y fácil, con algunas cosas que no tienen ningún sentido. Parece haber sido hecho con prisas. El personaje de Naomi Watts, sin ser malo, no da de si todo lo que podría.


El reparto:


Fantástico Viggo Mortensen, como siempre, uno de esos actores cuya presencia supone casi siempre un seguro de vida. Tiene momento memorables. Muy bien Vincent Cassel en un papel complicado. Naomi Watts también lleva a cabo un buen trabajo, pero no es el mejor de su carrera. Entre los demás, destacaría sobre Armin Mueller-Stahl, un actor poco conocido que acapara mucho protagonismo.


Conclusión:


Un título muy interesante, digno de Cronenberg. Una auténtica lástima esos minutos finales. De no haber sido por este handicap, se podría haber obtenido un muy buena película.


Mi puntuación:


7,5/10


Año: 2007.


Duración: 99 minutos.


Director: David Cronenberg.


Guión: Steven Knight.


Música: Howard Shore.


Reparto: Viggo Mortensen, Naomi Watts, Vincent Cassel, Armin Mueller-Stahl, Sinead Cusack, Donald Sumpter.




No hay comentarios:

Publicar un comentario