lunes, 17 de septiembre de 2012

Max Payne


Fallida adaptación del videojuego del mismo nombre que (intenta) contar una historia en la que se mezclan drogas, tiroteos y conspiraciones.


Sinopsis:


Para el policía Max Payne (Mark Wahlberg), la Justicia está por encima de cualquier regla. Un mítico antihéroe decidido a cazar a los responsables del brutal asesinato de su familia. Preparado para la venganza, su obsesiva investigación le conducirá a una pesadilla a través de un oscuro submundo y según vaya profundizando en el misterio, Max se verá obligado a luchar contra enemigos sobrenaturales y enfrentarse a una traición inimaginable.


Lo mejor:


No hay demasiado que salvar. La mayor parte del metraje se nos presenta de una forma caótica, por lo menos hasta la media hora final, a partir del momento en que comienza a desentrañarse la maraña argumental. Las escenas de acción no están mal rodadas, generalmente se ve con claridad lo que está pasando en cada momento. La ambientación, unida a una por momentos inquietante banda sonora, están de forma que se perciba con mucha claridad una atmósfera siniestra y oscura muy de acorde con la película. De todos modos, si se sigue el hilo de los acontecimientos, puede resultar hasta entretenida.


Lo peor:


Como ya he mencionado, la primera hora de la película es demasiado confusa, da la impresión de que intentan decir demasiado con poco, cuando al final se ve que el asunto no era tan complicado. A menudo ocurre que uno ya no sabe qué tiene que ver tal personaje con la trama o por qué ocurre algo. En pocas palabras, parece una película sin objetivo ninguno.


El reparto:


Aunque no sea el actor más expresivo de nuestros días, la impasividad de Mark Wahlberg aquí es demasiado exagerada. No diré que sea su peor título, pero por ahí anda. Máxime cuando le hemos visto más recientemente realizando interpretaciones más que notables. Diría que se contagia de la mediocridad de la película. Entre los secundarios, mientras algunos cumplen con su papel de manera medio decente, otros, en especial el de Mila Kunis, aparecen y desaparecen constantemente. No son adornos, pero se les podría haber dado más importancia.


Conclusión:


No aburre, pero tampoco da de si todo lo que podría. Se hace algo pesada.


Mi puntuación:


5,5/10


Año: 2008.


Duración: 100 minutos.


Director: John Moore.


Guión: Thomas H. Fenton, Shawn Ryan y Beau Thorne.


Música: Marco Bletrami y Buck Sanders.


Reparto: Mark Wahlberg, Mila Kunis, Beau Ridges, Ludacris, Chris O'Donnell, Donal Logue, Amaury Nolasco, Olga Kurylenko.





No hay comentarios:

Publicar un comentario