jueves, 20 de septiembre de 2012

El hombre lobo


Versión modernizada de uno de los grandes clásicos del cine de terror gótico rodada en 1941 por Curt Siodmak.


Sinopsis:


La infancia de Lawrence Talbot se acabó bruscamente la noche en que murió su madre. Abandonó entonces su pueblo (Blackmoor), pero tardó muchos años en recuperarse y olvidar. Un día, Gwen Conliffe, la prometida de su hermano lo encuentra y le pide que le ayude a buscarlo, pues ha desaparecido. Talbot regresa entonces a casa y se entera de que un ser brutal y sediento de sangre ha matado a muchos campesinos. Pronto descubre que existe una antigua maldición que convierte a las víctimas en hombres lobo las noches de luna llena. Para acabar con la matanza y proteger a la mujer de la que se ha enamorado, Talbot debe destruir a la temible criatura que se esconde en los bosques cercanos al pueblo. Cuando, finalmente, sale en busca de la bestia, descubre que él también tiene un lado oscuro y primitivo que no podía ni siquiera imaginar.


Lo mejor:


El propósito básico, el crear miedo, está conseguido durante la mayor parte de la película, pero sobre todo en su primera mitad, gracias a la tensión que crean las escenas de la búsqueda del Hombre Lobo y sus apariciones repentinas, que hacen que el corazón salte en el pecho del espectador. Además, el ambiente oscuro, neblinoso, y las escenas de mutilación, si bien estas últimas algo exageradas, contribuyen a agudizar esta sensación. El trabajo de localización de escenarios, de recreación de la época victoriana está, como de costumbre muy bien conseguido, y no solo en el vestuario y la decoración, sino también en las personas y sus comportamientos. En cuanto al Hombre Lobo, aunque puede que no sea lo que muchos esperan, se ha hecho de este modo teniendo en cuenta su anterior versión, lo que creo que es un acierto. Por último, las escenas del delirio de Lawrence Talbot en el manicomio son excelentes.


Lo peor:


El argumento es muy previsible y creo que se han pasado con algunas mutilaciones como poco creíbles. Por lo demás, cumple con sus objetivos, sin más.


El reparto:


Bastante correcto, en especial los cuatro protagonistas. Benicio del Toro realiza una interpretación bastante digna, aunque el puertorriqueño no termina de convencerme para el papel. Al mismo nivel está Hugo Weaving, con un personaje del que se podría sacar más pero al que el actor ha logrado aportarle un punto de ironía en algunas escenas que resultan muy bien. Emily Blunt, bellísima y realizando una interpretación meritoria, con una constante mirada triste e intensa a la vez. Tiene algunos momentos de gran actriz. Y, por último, el gran Anthony Hopkins, con un papel a su medida con el que demuestra por qué se le considera uno de los mejores intérpretes de siempre. Misterioso, mordaz, impasible. Una auténtica gozada verlo actuar.


Conclusión:


Aunque se puede mejorar, Joe Johnston nos trae un filme de terror bien conseguido, con un excelente reparto que hará saltar de sus asientos a más de uno. El hombre lobo aúlla de nuevo.


Mi puntuación:


8/10


Año: 2010.


Duración: 98 minutos.


Director: Joe Johnston.


Guión: Andrew Kevin Walker y David Self (basado en la película de Curt Siodmak).


Música: Danny Elfman.


Reparto: Benicio del Toro, Anthony Hoplins, Emily Blunt, Hugo Weaving, Geraldine Chaplin, Max Von Sydow, Art Malik.




No hay comentarios:

Publicar un comentario