sábado, 22 de septiembre de 2012

8 películas históricas

A menudo asociadas al cine de aventuras o al bélico, las películas históricas han sufrido en la última década una importante transformación. Si en años anteriores se realizaron títulos tan míticos y en la memoria de todos como "Espartaco", "Ben Hur", "Breaveheart" o "Cleopatra", recientemente directores del calibre de Ridley Scott (muy especialmente), Peter Weir o Roland Emmerich se han atrevido con un género que a menudo requieren de un importante presupuesto. Os mostramos algunas de las películas más destacadas, ya sea por su importancia dentro del género o por su veracidad histórica.

1. Gladiator (2000)



Para ser la primera ocasión en que Ridley Scott se atrevía con el género, el bagaje que le dio fue excelente: cinco óscars ganados y otras siete nominaciones. Con Russell Crowe  asumiendo gran parte del protagonismo y un Joaquin Phoenix magnífico, Gladiator se destaca más por su espectáculo que por ser una adaptación realista de la historia. Aunque en mi opinión inferior a otros títulos del realizador británico, no se puede negar que supuso un importante punto de inflexión para el cine del género, en unos años en los que, además, "Matrix" o "El Señor de los Anillos" supusieron una auténtica revolución. Tiene elementos que la hacen estar a medio camino entre el cine de blockbusters y el clásico.


2. Master and Commander: Al otro lado del mundo (2003)



Con su característico estilo narrativo, Peter Weir nos traía poco después otro nuevo título también protagonizada por Russel Crowe y que, como Gladiator, recibió numerosos premios y nominaciones. Sin la épica ni la acción de otras películas históricas, sí que muestra de un modo magistral la vida de unos marineros británicos en plena guerra napoleónica, realista tanto en el vestuario como en la forma de ser de sus personajes. Fue también una de las películas que hicieron destacar al siempre correcto Paul Bettany.


3. El último samurai (2003)



Una de las mejores del género y, para quien esto escribe, la mejor película de Tom Cruise desde el 2000 hasta hoy día. Una producción que nos llevó a un periodo convulso en la historia de Japón, la revolución Meiji que lo llevó de ser un estado feudal a la superpotencia industrial que conocemos hoy día. El último samurai contiene momentos de acción épicos junto con otros cargados de emoción, todo ello con un trabajo de producción excelente y una preciosa banda sonora obra del gran Hans Zimmer.


4. Troya (2004)



Puede sonar a tópico, pero no se puede hablar de este género sin ni siquiera mencionar una de sus películas más conocidas. Un superproducción épica con un reparto repleto de grandes nombres que adaptó para la gran pantalla el clásico de la literatura griega "La Ilíada" de Homero. Realmente, muchas de las escenas aparecen en el relato, por supuesto con algunas exageraciones. Tampoco se puede negar que es un referente en cuanto al cine bélico, a la altura de El Señor de los Anillos y otros. Muchos de sus momentos permanecerán en la memoria de los aficionados al cine durante muchos años.


5. El reino de los cielos (2005)



Cuando se habla de El reino de los cielos, un porcentaje elevado de críticos y expertos de cine suelen referirse a esta producción como uno de los mayores fracasos de Ridley Scott. Personalmente, y reconociendo que tampoco es su mejor película, no estoy nada de acuerdo. Cierto es que decepcionó en las taquillas y que Orlando Bloom no era el mejor actor para el papel, pero como película histórica está sin duda alguna entre las mejores. Por la épica, el realismo a la hora de recrear la sociedad de tierra santa durante las Cruzadas, por su forma de contarnos la historia o por mostrarnos unos personajes que evolucionan a lo largo del filme. ¿Alguien da más?


6. Centurión (2010)



Este título, menos conocido que las grandes producciones de las que se ha hablado anteriormente, fue una de las primeras películas de cierta entidad en las que Michael Fassbender desempeñó el papel protagonista. Dirigida por el británico Neil Marshall, la trama tiene similitud con otra película que se estrenó hace un año "La legión del águila", tanto por su localización en la Britania romana como por el argumento. Sin embargo, en mi opinión Centurión es superior por rehuir, y en muchos casos con éxito, los tópicos del cine, y para ello no hay más que fijarse en uno de sus personajes principales, la guerrera muda Etain interpretada muy convincentemente por Olga Kurylenko, quien no habla en todo el metraje. Quien no la haya visto, debería hacerlo.


7. Robin Hood (2010)



Ridley Scott volvió a las andadas con una interesante adaptación de la leyenda de Robin Hood. Protagonizada por una de las parejas de mayor edad que han dado vida al arquero de Nottingham y a Lady Marian (Russell Crowe y Cate Blanchett), y con unos muy buenos secundarios, sobre todo Mark Strong, esta versión algo alejada de este icónico personaje confirmó la capacidad de Ridley Scott para recrear con eficacia el mundo medieval gracias a un diseño de producción excelente. Además, la amplitud de su argumento nos muestra una historia más compleja que la que hemos visto en otras ocasiones.


8. Anonymous (2011)



Acostumbrado como nos tenía a sus películas de catástrofes, el realizador alemán Roland Emmerich sorprendió a muchos de sus seguidores y detractores con un título que analiza la posibilidad (que, por lo que se ve aquí, pudo ser más que eso) de que William Shakespeare, el más importante autor de la literatura inglesa no fuese el autor de sus archiconocidas obras. Con una historia en la que se intercalan intrigas políticas, el director desarrolla la hipótesis de que el creador, entre otros, de Hamlet o Romeo y Julieta fuese un miembro de la nobleza de la Inglaterra de Isabel I. Muy recomendable filme histórico en el que destaca la brillante interpretación de Rhys Ifans.

No hay comentarios:

Publicar un comentario